Tras revelarse que el cuerpo de Silvia Jazmín, una joven de Minatitlan, Veracruz, se encontró calcinado en un basurero clandestino en la autopìsta Minatitlán-Villahermosa, autoridades buscan a su exnovio, de nombre «Adán», como presunto responsable, pues infieren que huyó hacia Durango. Sin embargo, la familia de la mujer habría subido a redes sociales el ofrecimiento de una recompensa de 400 mil pesos por el asesino.

En el mensaje afirma que Silvia Jazím fue quemada viva.

La mujer, quien se sabe trabajaba en Petróleos Mexicanos (Pemex) fue asesinada y su cuerpo calcinado, del que solo las piernas quedaron intactas, en tanto, autoridades de Veracruz buscan al presunto feminicida.

 

 

La desaparición de la joven ocurrió el miércoles, cuando Silvia salió de su casa para realizarse un procedimiento de belleza, sin embargo, al ver que no volvía, su familia dio aviso a la policía.

Un día después, el cuerpo de la joven fue hallado en un basurero clandestino sobre la autopista Cosoleacaque-Nuevo Teapa.

En tanto, el automóvil de la joven, fue abandonado en la colonia Villas del Sur, en la ciudad de Coatzacoalcos.

De acuerdo con versiones extraoficiales, el principal sospechoso del feminicidio es su exnovio, de nombre Aldo “N”, quien también labora en el complejo petroquímico.

En redes sociales, el ofrecimiento de recompensa ha generado polémica, pues al parecer va dirigido a grupos delincuenciales en Veracruz, para quien entregue sin vida y descuartizado al responsable de este crimen que indignó a la sociedad.

De acuerdo con Diario del Istmo, funcionarios de gobierno reprueban el crimen y coincidieron en lo necesario de hacer reformas a la ley, reforzar acciones, destinar recursos para evitar más casos de violencia.

La diputada local, Jessica Ramírez Cisneros argumentó que hará un pronunciamiento en el Congreso para que sean tomados en cuenta, en estos casos tan lamentables registrados en Minatitlán.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta