Tras las pintas que realizaron mujeres en la columna del Ángel de la Independencia durante una manifestación contra la violencia de género el viernes, autoridades locales y federales rehabilitarán el monumento. Además, la procuraduría capitalina abrió carpetas de investigación por los daños.

Estos trabajos se sumarán a la restauración que se tenía contemplada para intervenir monumentos sobre el Paseo de la Reforma. Desde ayer se colocaron tapiales a su alrededor para iniciar la restauración.

Las intervenciones estarán a cargo del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), acompañados de autoridades capitalinas.

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta Martínez, refirió que por estos hechos, la Procuraduría General de Justicia(PGJ) abrió una carpeta de investigación.

De acuerdo con el Código Penal Federal, la afectación a un monumento artístico o histórico se considera daño en propiedad ajena, y según el artículo 397, se impondrán de cinco a 10 años de prisión a quien resulte culpable.

El Código Penal local contempla una pena de dos a tres años de prisión y de 150 a 400 días de multa cuando el valor del daño exceda de 300, pero no de 750 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México.

En menos de 12 horas al menos 150 personas limpiaron y rehabilitaron la estación del Metrobús Insurgentes para que operara con normalidad.

La otra pena contempla de tres a siete años de cárcel y de 400 a 600 días de multa cuando el valor del daño exceda de 750 veces la Unidad de Cuenta. Estos castigos se aumentarán en una mitad por incendio, inundación o explosión que dolosamente cause daño.

El Ángel ayer tenía todavía en su columna escritas las consignas “Renuncia, Sheinbaum”, “México feminicida” y “Cerdos violadores”.

El monumento es lugar emblemático para los capitalinos y patrimonio artísticodesde 1987.

Tras las pintas, quienes ayer acudieron a la zona expresaron diferentes posturas. Alín, una joven que se encontraba frente al monumento dañado, dijo que los feminicidios siempre han existido, sólo que ahora se alza la voz, pero que no es motivo para dañar el patrimonio, porque “pues ni así van a hacer algo, les está perjudicando porque se fueron al vandalismo”.

Mientras que Génesis refirió: “Me duele ver el Ángel de la Independencia así, todo rayado, pero me dolería más no llegar a mi casa o llegar violada y lastimada, es difícil, pero más difícil es salir de casa con miedo”.

La tarde-noche del viernes, la protesta contra la violencia de género y por las acusaciones de violaciones por parte de policías derivó en destrozos en edificios públicos, agresiones a transeúntes y periodistas.

Daños millonarios. El Metrobús estimó que las afectaciones a la estación Insurgentes tras la marcha #NoMeCuidanMeViolan ascienden a más de un millón de pesos. Mientras que el Metro estimó que el costo para la rehabilitación de las estaciones Balderas, Insurgentes y Copilco, será de más de 500 mil pesos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta