El portero Guillermo Ochoa volvió a las instalaciones del club América para presentar los exámenes médicos.

El portero arribó al Nido en una camioneta blanca de las Águilas, misma con la que abandonó el club.

En el lugar coincidió con Alfredo Tena, otro símbolo americanista. Asimismo, se encontró con varios trabajadores, a los que cordialmente saludó.

Este jueves, el cancerbero podría integrarse al entrenamiento de las Águilas.

El día de ayer, Ochoa llegó a la Ciudad de México en medio de gritos y empujones de la afición que se dio cita para darle la bienvenida.

“Estoy muy contento de regresar, muy feliz”, fueron sus primeras declaraciones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta