Cinco presuntos delincuentes fueron abatidos por las fuerzas estatales durante una serie de enfrentamientos que sostuvieron en la tarde-noche en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

Las autoridades confirmaron que cuatro de los caídos pertenecían a un grupo de secuestradores que por un par de años cometieron una serie de plagios utilizando uniformes militares, policiales y de trabajo.

El enfrentamiento ocurrió a las 19:00 horas cuando oficiales de elite pertenecientes al Centro de Análisis Información y Estudios de Tamaulipas (CAIET) detectaron de manera sospechosa un Sedán Chevrolet Beat acondicionado como taxi y un Chevrolet Malibu de procedencia americana.

Los tripulantes dispararon a los oficiales cuando les ordenaron el alto por lo que se dio una persecución en el Viaducto Reynosa cerca de la colonia Puerta Sur.

Los tripulantes enfilaron hacia una brecha que comunica al libramiento Sur pero dos kilómetros más adelante fueron alcanzados, desatándose otra balacera muriendo cuatro tripulantes.

La policía hallo en el interior cuatro armas conocidas como “Cuerno de Chivo”, uniformes apócrifos de agentes estatales, militares, Marina así como de trabajadores de un parque eólico.

Una fuente aseguró que este grupo operaba desde hace años cerca del parque eólico y con los uniformes engañaban a sus víctimas para secuestrarlas.

El quinto abatido se registró horas más tarde en la colonia Aquiles Serdán, donde cómplices del presunto delincuente abandonaron dos vehículos.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta