Un grupo de obreros y de pasajeros que viajaban en sus respectivos camiones quedaron en medio de un fuego cruzado entre dos grupos del crimen organizado.

Los civiles vivieron por espacio de una hora el enfrentamiento, de acuerdo con testimonios de una de las obreras.

Los hechos se registraron a las 06:00 horas en el tramo carretero conocido como La Ribereña entre los poblados El Cadillo y Puertecitos en el municipio de Camargo.

Fue hasta las 07:00 horas cuando las autoridades acudieron y brindaron los primeros auxilios a una mujer quien recibió un rozón de grueso calibre en un brazo.

La empleada aseguró que sus compañeros resultaron con raspones luego de que intentaran esconderse para evitar las balas, mientras rezaban o se comunicaban con sus familias.

Los empleados, quienes pertenecen a la maquiladora “Liga Mayor RH Diaz Ordaz”, pasaron, a bordo del autobús, en los tramos El Cadillo y Puertecitos, para recoger a una de sus compañeras, fue entonces cuando quedaron en medio del enfrentamiento.

“Lo que hicimos fue ponernos abajo del autobús, abajo de las llantas, cuando empezaron más fuerte las detonaciones y más cerca de nosotros… se calmaron cinco minutos vimos un taller nos metimos en la fosa donde arreglan los carros y vimos pasar dos camionetas con artillería blindadas a lado sin gente”, aseguró la obrera.

La mujer agregó que todos los empleados trataron de buscar protección en diversos domicilios, pero ninguno de sus propietarios les dejó entrar por lo que muchos quedaron tendidos en el piso mientras se daban de balazos.

Detalló haber visto vehículos y tráilers con las llantas ponchadas mientras que el autobús estaba más adelante que ellos desconociendo lo que les había pasado.

Tras los hechos, los trabajadores exigieron a las autoridades mayor vigilanciaen esa zona para que no ocurra algo similar y evitar acabe en una tragedia.

La zona de la ribereña enfrenta un alto índice de inseguridad ya que células del Cártel del Golfo y Cartel del Noreste pelean por el control de la zona.

El caso más grave ocurrió en la comunidad de Refugio Hinojosa pegado a Ciudad Mier donde 21 persona murieron calcinadas en un combate entre miembros del crimen organizado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta