Aunque a últimas fechas Uber ha sido sumamente criticado por la falta de profesionalismo de algunos de sus conductores y por los crímenes que han ocurrido (desde robos y violaciones hasta asesinatos), no cabe duda que es un servicio que le facilita la vida a miles de personas día a día alrededor del mundo.

No sólo porque el usuario se evita salir a la calle a parar un taxi, también porque cuenta con los datos de los conductores, la hora exacta de llega e incluso se pueden programar y compartir viajes.

Sumado a todas estas ventajas, recientemente se dio a conocer que la empresa ha puesto en  marcha un plan piloto en el que mediante una suscripción mensual, el cliente puede acceder a varios servicios de la compañía como comida a domicilio (Uber Eats), bicicletas eléctricas o scooters.

De acuerdo con información del portal TechCrunch, se llama Ride Pass y cuesta 25 dólares (casi 500 pesos mexicanos).  Otra de las ventajas es la reducción de precios en rutas para viajar en UberX y Uber Pool (compartido).

La principal ventaja es el acceso a un precio fijo sin importar el tráfico, el clima, la hora o la demanda.

El pase ofrece por tiempo limitado acceso gratuito a bicicletas y scooters durante 30 minutos al día y la entrega de comida gratuita si sobrepasa cierta cantidad.

La versión inicial de Ride Pass fue anunciada en octubre de 2018 y desde hace unos días se encuentra disponible, por ahora sólo en Nueva York, San Diego, Dallas y Las Vegas.

«Desde la comida hasta el transporte y todo lo que se le relacione, siempre estamos buscando maneras para hacer de Uber la opción ideal para sus necesidades diarias», dijo un portavoz de la empresa.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta