La dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana es responsable de tener ubicados a los cuatro policías preventivos que violaron a una menor de 17 años, para que no evadan alguna acción penal sostuvo la Procuradora General de Justicia, Ernestina Godoy.

“No los tengo detenidos, sé que están en el área de Asuntos Internos de la Policía y nosotros estamos en la investigación, la mamá y la chica se retiraron, estaban muy cansadas, pero vamos a continuar con sus declaraciones. Les hemos pedido que por favor nos los cuiden (a los policías)”, argumentó Godoy después de la reunión de gabinete.

Mientras que Jesús Orta titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana señaló que no hay una imputación directa hasta el momento contra los elementos de la corporación, pero confirmó que ya fueron enviados bitácoras y expedientes de los policías que patrullaban la zona a la hora en que ocurrieron los hechos.

 

 

“Nosotros estamos pendientes de los avances en la investigación y en un principio se había comentado, al menos a Asuntos Internos, que no había una identificación de esos elementos y fue Asuntos Internos quien proporcionó elementos que permitieron a la Fiscalía poder hacer una identificación que pudiera coadyuvar, digamos, en avanzar en esto y así es como se han ido dando las cosas.

“Acordamos la Procuradora y yo estar muy pendientes de cómo avanza y tomar las acciones que correspondan, de acuerdo a esos avances.

Todo lo que nosotros podamos dar, no solamente lo que nos pidan, sino lo que nosotros tengamos, Asuntos Internos no ha dejado de trabajar en este tema, justamente buscando el mayor número de elementos que podamos apoyar a la Procuraduría en esa investigación”, fundamentó el jefe de la policía capitalina.

Excélsior publicó que la chica fue violada por cuatro policías preventivos la madrugada del sábado pasado cuando estaba a punto de llegar a su casa, en la colonia San Sebastián, alcaldía de Azcapotzalco, de acuerdo con la denuncia abierta ante la Procuraduría General de Justicia por violación.

La víctima relató ante el Ministerio Público que después de acudir a una fiesta, un amigo que iba a usar un auto de alquiler por aplicación ofreció dejarla cerca de su casa.  Bajó a dos cuadras de su domicilio, pero en el trayecto a pie, ya sola, fue sorprendida por los agentes.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta