La empresa SpaceX, del millonario Elon Musk, lanzó este día desde Cabo Cañaveral el cohete Falcon 9, que transporta el satélite israelí Amos 17, el cual proporcionará conectividad de banda ancha de alto rendimiento y otros servicios de comunicaciones en África, Medio Oriente y Europa.

El Falcon 9 despegó esta noche desde el Space Launch Complex 40 en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida, luego que su lanzamiento fue pospuesto el pasado domingo tras detectar una «válvula sospechosa» en uno de los motores del cohete.

Esta operación se caracteriza por unir a dos empresas tradicionalmente rivales: SpaceX, encargada de transportar el satélite en su cohete Falcon 9, y Boeing, que construyó el Amos 17 para la empresa israelí Spacecom, reportó la cadena CNN.

El Amos 17, con un costo de 161 millones de dólares y una esperanza de vida de más de 15 años, es un satélite multibanda de alto rendimiento de última generación, que dará servicios de comunicaciones al África Subsahariana y ofrecerá cobertura para los mercados de servicios por satélite en Medio Oriente y Europa.

El cohete Falcon 9, de la empresa de transporte aeroespacial SpaceX, se lanzó al mercado a fines de la década de 2010 con un precio de 62 millones de dólares, cifra considerada muy baja respecto a sus competidores, de acuerdo con CNN.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta