Kristof Milak impuso una nueva marca de un minuto, 50 segundos y 73 centésimas en la Final de 200 metros mariposa del Mundial de Natación de Gwangju

El joven húngaro Kristof Milak se impuso este miércoles en la final de 200 metros mariposa del Mundial de Natación de Gwangju (Corea del Sur), firmando un nuevo récord del mundo con un minuto, 50 segundos y 73 centésimas.

El nadador de 19 años quebró la plusmarca de la leyenda estadounidense Michael Phelps (1:51.51), que se remontaba al Mundial de Roma-2009.

En la piscina surcoreana, Milak quedó con más de tres segundos de margen sobre el japonés Daiya Seto (1:53.73), plata, y sobre el sudafricano Chad Le Clos (1:54.15), doble campeón del mundo de la disciplina (2013 y 2017) y que ahora fue bronce.

Kristof Milak es una de las grandes figuras emergentes de la natación.

Con apenas 17 años ya había avisado en los 100 metros mariposa del Mundial de Budapest-2017, quedándose con la medalla de plata. En ese mismo año había deslumbrado en el Mundial Júnior de Indianápolis, donde consiguió cinco medallas, cuatro de ellas de oro.

El año pasado, en el Europeo de Glasgow, fue ya campeón en los 200 metros mariposa. En ese 2018 brilló también en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, con cuatro metales, tres de ellos de oro.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta