La suspensión proviene de un incidente en abril de 2017. Reed fue investigado por agredir a una mujer, quien entonces hizo una denuncia. Sin embargo, no fueron presentados cargos contra el jugador.
Los Seahawks de Seattle no contarán con el liniero defensivo Jarram Reed para los primeros seis juegos de la temporada regular después de que fuera suspendido por la NFL  por violar la política de conducta personal de la liga.
Reed puede participar en los entrenamientos y partidos de pretemporada, pero no estará disponible para los Seahawks hasta el 14 de octubre.
La suspensión proviene de un incidente en abril de 2017. Reed fue investigado por agredir a una mujer, quien entonces hizo una denuncia. Sin embargo, no fueron presentados cargos contra el jugador.
A través de un comunicado en las redes sociales, Reed manifestó su desacuerdo con la sanción impuesta por la NFL.
“Me disculpo con aquellos cercanos a mí, incluida mi familia, toda la organización de los Seahwaks de Seattle y los aficionados del equipo, por haberme llevado a mí mismo a una situación por la podría ser sancionado por la NFL”, publicó Reed. “Aunque estoy en total desacuerdo con la decisión de la NFL, debo aceptarla y asumir la responsabilidad por la situación. He aprendido de esto y haré todo lo que pueda para hacer que mis amigos, familiares, compañeros, aficionados y los Seahawks estén orgullosos de mí de ahora en adelante”.
Jarran Reed puede participar en los entrenamientos y partidos de pretemporada, pero no estará disponible para los Seahawks hasta el 14 de octubre.
La suspensión representa un duro golpe a una línea defensiva de Seattlede antemano cuestionable de cara a la temporada. También se presenta mientras Reed se prepara para el último año de su contrato de novato y una de las mayores decisiones contractuales que los Seahawks necesitarán tomar. Luego del linebacker Bobby Wagner, Reed es el próximo entre las situaciones contractuales significativas que enfrenta Seattle.
El jugador de 26 años tuvo la mejor campaña de su carrera en 2018 y se esperaba que fuera el líder de la línea defensiva luego que Seattle canjeara a Frank Clark a Kansas City. Reed tuvo 10.5 capturas y 50 tacleadas la temporada pasada, ambos máximos de su carrera. Las 10.5 capturas fueron la tercera mayor cantidad entre los tackles defensivos en la NFL la campaña anterior.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta