México impulsará la agenda migratoria y de derechos humanos en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sin necesidad de ser el tercer país seguro de Estados Unidos, afirmó el embajador ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente.

«Por ejemplo, se dice: México es de facto un tercer país, pues no, no es de facto, hay una diferencia, es jurista, aquí hay muchos abogados, empezando por Muñoz Ledo y muchos más”, destacó.

Con ello, México no estaría obligado conforme al Derecho Internacional a recibir a todos los migrantes que buscan llegar a los Estados Unidos.

En reunión con senadores y diputados, De la Fuente destacó que la mejor forma de proteger nuestra soberanía, es mediante la cooperación con otros países y subrayó que México es un gran aliado de la Unión Americana y que en el tema migratorio la ONU debe jugar un papel preponderante.

«Desde luego, nosotros somos aliados de los Estados Unidos, y nos consideramos, y ellos nos consideran aliados, siempre hemos sido, eso no quiere decir que no tengamos diferencias, algunas y muy marcadas, y usted misma ha tocado pues el tema migratorio, ni más ni menos, es un tema en el que tenemos algunas diferencias”, indicó.

El exrector de la UNAM señaló que la candidatura de México al Consejo de Seguridad de la ONU ya tiene el respaldo de toda América Latina, por lo que se mostró seguro de representar al país en el organismo sin “venezolanizar” las discusiones.

«Pero, como me permití comentarle a las y los embajadores de la región, no podemos venezolanizar la agenda todo el tiempo, tenemos que reconocer que en algunos temas, como ese no, estamos de acuerdo, tenemos visiones distintas”, indicó el embajador Juan Ramón de la Fuente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta