Hace seis meses que las autoridades no aclaran el destino final de la biblioteca, los inmuebles y las cenizas del poeta

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque el próximo viernes se cumple un año del fallecimiento de Marie-Jo Paz, viuda y albacea del legado literario y material del poeta mexicano Octavio Paz 1914-1998), aún se desconoce cuál será el destino de su biblioteca, sus bienes inmuebles o en qué parte del proceso jurídico se encuentra la definición de su legado.

Esto, a pesar de que Excélsior ha solicitado información, de manera
reiterada, a las autoridades de la Secretaría de Cultura federal y local que dirigen Alejandra Frausto y Alfonso Suárez del Real, quienes aún no han trazado la ruta definitiva a seguir en este proceso, ni han informado los resultados de las primeras reuniones.

Cabe recordar que el legado del poeta quedó intestado y sólo una parte fue declarado Monumento Artístico.

El legado se compone de su biblioteca, sus bienes inmuebles –ubicados en Río Guadalquivir 109, Lerma 143, Plinio número 333 y Porfirio Díaz número 125–, junto  con la obra artística acumulada, los derechos de autor de su obra completa y las cuentas bancarias que habrían quedado sin heredero probable.

Aunado a esto, las autoridades tampoco han fijado la fecha para depositar las cenizas del autor de El arco y la lira y El ogro filantrópico, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, como se anunció en enero pasado.

Cabe recordar que desde el pasado 5 de octubre, se publicó la declaratoria de Monumento Artístico para los bienes y el acervo personal del poeta, en el Diario Oficial de la Federación. Sin embargo, en dicha protección nunca se detalló cuál sería el proceso para el levantamiento del inventario del acervo bibliográfico y artístico que se protege, ni respecto al depósito del archivo en El Colegio Nacional, así como tampoco el destino de los cuatro inmuebles.

Dicha declaratoria fue emitida 71 días después del fallecimiento de Marie-Jo por la entonces secretaria de Cultura federal María Cristina García Cepeda, quien fue criticada por el mecanismo insuficiente para proteger el cúmulo del legado del Premio Nobel de Literatura, ya que sólo consideró  el archivo personal, integrado por papeles, documentos y correspondencia privada, así como manuscritos y mecanuscritos de sus poemas, ensayos, artículos periodísticos, traducciones, fotografías y archivo bibliográfico.

LAS OPCIONES

A principios de año, este diario cuestionó a Alfonso Suárez del Real, actual titular de cultura de la Ciudad de México (Excélsior 07/01/2019), sobre este tema.

Entonces habló sobre la posibilidad de que tato autoridades federales como locales buscarían una ruta para crear lo que sería la nueva fundación o un instituto que llevara el nombre de Octavio Paz, lo cual sólo quedó en una idea.

Según Suárez del Real, esto permitiría que se resguardara la memoria y parte del legado del poeta, así como el posible resguardo de la obra de artistas de Antoni Tàpies, Juan Soriano, Rafael Coronel, Alberto Gironella, Manuel Felguérez, Vicente Rojo, Gunther Gerzso, Adja Yunkers y Pierre Alechinsky, que, según fuentes, existen en las casas de Paz, aunque tampoco se ha descartado la posibilidad de que ésta sea expuesta en el Complejo Cultural Los Pinos junto con la colección de arte hindú que  agrupó junto con su esposa Marie-Jo. Pero esa idea también quedó en el olvido y no volvió a mencionarla.

En aquel momento, el funcionario también habló de la posibilidad de enviar el acervo bibliográfico de Paz a la Biblioteca de México, que alguna de sus casas podría ser transformada en museo y afirmó que, hasta ese momento, el procedimiento jurídico permanecía en manos del juzgado décimo noveno en materia de lo familiar –en donde se concentró el caso– en donde se esperaría la fecha para iniciar el inventario, y así “establecer la ruta crítica a seguir”.

Finalmente, aseguró que los derechos autorales del poeta formarían parte del patrimonio cultural de México, aunque aceptó que hasta ese momento no se había definido el procedimiento. Eso fue hace medio año, y desde entonces ninguno de los funcionarios involucrados ha emitido más información.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta