Irán instó el domingo al Reino Unido a contener las «fuerzas políticas internas» que intentan intensificar las tensiones entre los dos países tras la captura por parte de Irán de un petrolero de bandera británica.

Reino Unido ha calificado de «acto hostil» la captura por parte de Irán del Stena Impero en el Estrecho de Ormuz el viernes y ha rechazado la explicación de Teherán de que tomó el barco porque había estado involucrado en un accidente.

«El gobierno del Reino Unido debería contener a las fuerzas políticas nacionales que quieren intensificar la tensión existente entre Irán y el Reino Unido mucho más allá de la cuestión de los barcos. Esto es bastante peligroso e imprudente en un momento delicado de la región», dijo en Twitter el enviado de Irán a Reino Unido, Hamid Baeidinejad.

«Sin embargo, Irán es fuerte y está preparada para diferentes escenarios», dijo.

Un día antes, el ministro de Asuntos Exteriores británico, Jeremy Hunt, dijo que las acciones de Teherán mostraban «señales preocupantes de que Irán podría estar eligiendo un camino peligroso de comportamiento ilegal y desestabilizador tras la detención legal en Gibraltar de un petróleo con destino a Siria».

El jefe de la Organización Marítima y Portuaria de la provincia de Hormozgan dijo el domingo a la televisión estatal que la tripulación del petrolero incautado por la Guardia Revolucionaria de Irán está a salvo.

«Los 23 miembros de la tripulación a bordo del barco están a salvo y en buen estado de salud en el puerto de Bandar Abbas», dijo Allahmorad Afifipour.

SANCIONES

Afifipour dijo que el petrolero incautado «ponía en peligro la seguridad marítima» en el Estrecho de Ormuz, por el que pasa casi una quinta parte del consumo anual de petróleo del mundo.

«Estamos obligados por ley a investigar el asunto…la duración de la investigación depende del nivel de cooperación de las partes involucradas», dijo Afifipour.

La captura ha aumentado la tensión entre Irán y Reino Unido, parte del acuerdo nuclear multinacional del que Irán formó parte en 2015.

El periódico Daily Telegraph informó el sábado que Londres planeaba responder a Irán con sanciones tras la incautación del petrolero.

En una carta al Consejo de Seguridad de la ONU, el Reino Unido dijo que el petrolero fue abordado por las fuerzas iraníes en aguas territoriales omaníes donde estaba ejerciendo su legítimo derecho de paso, y que la acción «constituye una interferencia ilegal».

Stena Bulk, firma sueca dueña de la embarcación, dijo que está preparando una solicitud formal para visitar a la tripulación, que procede de India, Letonia, Filipinas y Rusia.

La India ha pedido a Irán que libere a los 18 miembros indios de la tripulación.

Teherán ha prometido durante semanas tomar represalias por la incautación por parte de los Royal Marines del petrolero Grace 1 que transportaba petróleo iraní cerca de Gibraltar el 4 de julio, del que se sospechaba que violaba las sanciones impuestas a Siria.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta