CIUDAD DE MÉXICO.- Petróleos Mexicanos (Pemex) no sólo busca la participación de la iniciativa privada en el desarrollo de campos petroleros, sino también para la construcción de infraestructura, para el almacenamiento y transporte de petrolíferos, así como para el aprovechamiento y venta de gas húmedo amargo.

Para estos proyectos que fueron reservados por Pemex en su Plan de Negocios, por considerarlos estratégicos, se estiman inversiones por más de dos mil 862 millones de dólares que serían ejercidos en los siguientes años.

La empresa espera que casi la totalidad de dichos recursos sean aportados por empresas privadas, pues en algunos de los casos se usará el esquema de asociación.

CONSTRUCCIÓN DE TAD EN TULA

Uno de los más importantes es el proyecto Tolteca, que contempla la construcción de una Terminal de Almacenamiento y Distribución (TAD) con siete tanques, con una capacidad total de 700 mil barriles, conexión de recepción y entrega de hidrocarburos con una línea de ferrocarril y pipas.

El proyecto se realizaría entre 2019 y 2021, en los terrenos que serían destinados a la refinería Bicentenario en Tula, Hidalgo. Para este, Pemex sólo pretende aportar el terreno y una barda perimetral de 61.3 hectáreas, con un valor de 43 millones de dólares, por lo que espera que los inversionistas aporten 92.7 millones de dólares para un total de 141.2 MDD.

APROVECHAR EL GAS

Para el aprovechamiento de gas húmedo asociado se requerirán dos mil 441 millones de dólares, pues se busca diversificar las fuentes de suministro del hidrocarburo, principalmente para las actividades industriales.

«A través de la participación de un tercero, en busca el desarrollo de infraestructura para el aprovechamiento del gas húmedo amargo con alto contenido de nitrógeno, a fin de incrementar la oferta del hidrocarburo de PEP, aprovechando la infraestructura actual para prevenir el cierre de plantas”.

El esquema de negocio de dicho proyecto de la empresa del Estado también contempla que el tercero desarrolle nueva infraestructura, además de contratar a Pemex Transformación industrial para el proceso del gas, a fin de que venda todo el etano que obtenga a la mencionada subsidiaria y el resto de los productos al mercado.

EN LA PENÍNSULA

Como parte de esta estrategia, la empresa del estado busca aumentar la capacidad de almacenamiento y transporte de los petrolíferos en la Península de Yucatán, por lo que considera necesaria la construcción de nueva infraestructura que reduzca el costo logístico.

Por ello se esperan el desarrollo de una nueva terminal de almacenamiento de 310 mil barriles, un poliducto de 300 kilómetros de Mérida a Cancún, y uno más de ocho kilómetros hacia Aeropuertos y Servicios Auxiliares del municipio, además de la ampliación de la TAD de Mérida.

Para esto se requerirían 280 millones de dólares, de los cuales Petróleos Mexicanos sólo espera aportar 59 millones, por lo que el resto sería retomado por Trafigura e Hidrobenz, como parte del esquema de asociación que ya había sido aprobado.

Esta nota originalmente se publicó en Dinero en Imagen

Compartir

Dejar respuesta