El equipo de levantamiento de pesas apenas tuvo tiempo para cambiar maletas
Después de un viaje de 20 horas desde China, apenas con el tiempo para cambiar maletas, la selección mexicana de levantamiento de pesas, encabezada por Aremy Fuentes y Antonio Vázquez, fue el primer contingente mexicano en realizar el viaje a los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Levantamiento de pesas inicia actividad a partir del sábado 27, un día después de la ceremonia inaugural.
El torneo es además puntuable para la clasificación olímpica dentro del nuevo sistema que implementó la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas para este ciclo olímpico rumbo a los Juegos de Tokio 2020, en la que México tiene cuatro plazas ganadas.
Presenta el levantamiento de pesas a un equipo totalmente renovado, que posee gran talento, principalmente en la rama femenil con Aremy Fuentes, ubicada en el quinto lugar mundial de su categoría y Toñito Vázquez, actual campeón panamericano y medallista del orbe.
La selección de pesas quedó integrada por ocho exponentes de gran calidad, después del selectivo celebrado en Guatemala: Antonio Vázquez (-61 kg), Jorge Adán Cárdenas (73 kg), Jonathan Muñoz (67 kg), Manríquez Collins (+ 105 kg); así como Janneth Gómez (- 59 kg) , Ana Carmen Torres Wong (+ 87 kg), Ana López Ferrer (- 55 kg) y Aremy Fuentes Zavala (- 76 kg).
Aremy Fuentes regresó a la selección nacional con gran optimismo, las cosas negativas ya son cosas del pasado. Quiere ser triple medallista panamericana y lograr en esta justa la anhelada clasificación olímpica, que sería su máximo logro.
“Buscamos buenas puntuaciones porque se están disputado las plazas para Tokio 2020, nos estamos enfocando en las marcas personales”, declaró.
Dentro de las posibilidades, lograrían el boleto olímpico las primeras ocho de la clasificación mundial o ser campeona en estos Juegos Panamericanos.

Esta nota originalmente se publico en El Sol de México 

Compartir

Dejar respuesta