En un comunicado, IEnova detalló que su filial Gasoducto Aguaprieta fue emplazada a un proceso de arbitraje por parte de la CFE
La Comisión Federal de Electricidad (CFE) abrió un nuevo caso de arbitraje contra la empresa Infraestructura Energética Nova (IEnova), esta vez por el contrato del gasoducto que corre de Guaymas, Sonora, hasta El Oro, en Sinaloa.
En un comunicado, IEnova detalló que su filial Gasoducto Aguaprieta fue emplazada a un proceso de arbitraje por parte de la CFE, para “demandar la nulidad de ciertas clásulas del contrato de servicios de transporte del gasoducto Guaymas-El Oro, que hacen referencia a la responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor, así como el reembolso de pagos por capacidad relacionados con dichos eventos”.
IEnova detalló en el comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores que está dispuesta a “continuar con el diálogo con la CFE y las autoridades correspondientes, como lo hemos hecho en repetidas ocasiones para encontrar una pronta solución” y reiteró que siempre han actuado con estricto apego al marco legal y al contrato.

Este es el segundo arbitraje que enfrenta la filial de la estadounidense Sempra Energy, pues el 25 de junio, la CFE solicitó la revisión del contrato del gasoducto marino Sur de Texas-Tuxpan, donde busca ahorrar 900 millones de dólares.
Dos semanas después de que la empresa productiva del Estado interpuso la solicitud de arbitraje, Fitch Ratings puso en perspectiva negativa la calificación de IEnova, que se ubica en BBB+.
En un comunicado, la agencia detalló que “esta acción refleja la percepción de un aumento en el riesgo regulatorio y de contraparte, luego de la demora de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en aceptar un oleoducto marino completado, así como el inicio por parte de CFE de varios procesos de arbitraje contra los propietarios de seis gasoductos en el país actualmente no operativo”.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta