Tras la renuncia de Carlos Lomelí Bolaños como “superdelegado” del gobierno federal en Jalisco, de acuerdo con fuentes de Morena, como en el estado y en el sector público, se visualiza al excandidato a senador Antonio Pérez Garibay para el cargo.

Pérez Garibay fue candidato a senador por Morena en el pasado proceso electoral federal de 2018 y mantiene excelente relación con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como con el gobernador del estado, Enrique Alfaro.

Actualmente, el padre del piloto de la Fórmula 1, Sergio “Checo” Pérez, es asesor del grupo parlamentario de Morena en el Senado, cargo que ocupa desde hace unos meses y trabaja de cerca con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal.

Se prevé que en la próxima semana el presidente Andrés Manuel López Obrador designe al delegado federal de Programas Integrales de Desarrollo para Jalisco.

«Este es mejor que el hijo”, dijo López Obrador de Pérez Garibay durante la campaña proselitista de 2018 que dio la victoria al tabasqueño para la Presidencia de la República.

Para quienes lo conocen, Antonio Pérez Garibay no representa un grupo en específico al interior de Morena, por el contrario, tiene buena relación con todos y un liderazgo tanto al interior del partido como en el estado, además de tener una sana relación con el gobernador Alfaro y con el sector empresarial.

«Antonio Pérez es un hombre tenaz, de convicciones fuertes, que no le teme al trabajo duro. Su historia es un ejemplo de superación que inspira a las personas a su alrededor”, se lee en el perfil de Facebook @APerezGaribay.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta