Ciudad de México. Ser de izquierda hoy en día es revivir una lucha que se ha abandonado, “pues hemos dejado al neoliberalismo enseñar a la juventud que la violencia, la competición y el egoísmo son formas supremas”, dice el político francés Jean-Luc Mélenchon (Tánger, Marruecos, 1951).

De visita en México para participar en una serie de conferencias, el fundador del movimiento La France Insoumise (LFI), sostuvo un encuentro con el director del Fondo de Cultura Económica (FCE) Paco Ignacio Taibo II, para hablar acerca de qué significa ser de izquierda en la actualidad.

Mélenchon señaló que toda política que separa, discrimina o prohibe acceder a redes colectivas o que impide a todos tomar su parte de los bienes comunes, “es un crimen”.

Por eso, añadió, la batalla cultural que se está dando desde la izquierda “es apenas el inicio. Somos el partido de la no violencia, de la cooperación, del amor, del respeto al otro, de la negación de ser más fuerte que el otro. Somos los herederos de ancestros que se ayudaron mutuamente, los que no lo hicieron están muertos o no tuvieron hijos.”

Durante la charla, organizada por la Brigada para Leer en Libertad, Taibo dijo que le une con Mélenchon “la voluntad de cambiar al mundo, pues el capitalismo es una mierda, un sistema que ha demostrado fehacientemente su incapacidad para resolver los problemas de la humanidad, entonces tenemos que buscar una opción, una salida.

“Por todos lados hay una serie de propuestas tratando de elaborar caminos. A diferencia de otras épocas no son caminos terminales, no hay una elaboración teórica que preceda o acompañe al gran movimiento social. Nos han dejado relativamente huérfanos los fracasos de la izquierda estatalista, los fracasos del socialismo irreal, todo ello nos ha convertido en buscadores”.

El escritor añadió que por ello “historiza” la manera de entender la izquierda, “lo cual me permite no estarme peleando con el resto de los compañeros de izquierda de este país. Este diálogo no debería haber sido así, debería haber estado la presidenta de Morena, pero no creo que tenga capacidad para dialogar con el dirigente de La Francia Insumisa”.

Con respecto al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el director del FCE explicó que el presidente en estos primeros meses “ha logrado una hazaña que todavía no hemos podido valorar los mexicanos, no tenemos la capacidad para medirla: el primer nivel del aparato del estado masacró a la corrupción y condenó al neoliberalismo a ser un proyecto escondido en el clóset.

“Ya verán dentro de unos años cómo vamos a revalorar este hecho simple. Con todo esto quiero decir que la izquierda es historia, identidad y destino”.

Esta nota originalmente se publicó en La Jornada

Compartir

Dejar respuesta