MADRID, España (apro).– El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, mantuvo oculta en 2012 una cuenta con 1.5 millones de euros en Banca Privada de Andorra (BPA), a través de una sociedad instrumental holandesa Abeodan Corporation, publica en su sitio en internet el diario español El País.

Es la misma institución bancaria que fue intervenida en 2015 y que tiene congelada una cuenta del abogado Juan Collado, detenido hace días en la Ciudad de México, acusado por delitos de blanqueo de capitales.

Según la información publicada este jueves, Del Mazo –siendo alcalde de Huixquilucan, Estado de México— no incluyó en su declaración de bienes de enero de 2017 ninguna información sobre la existencia de esta sociedad holandesa, la cuenta andorrana asociada a la misma y una supuesta participación en una empresa mexicana de estacionamientos.

De acuerdo a un acta confidencial de BPA fechada el 25 de mayo de 2012, Del Mazo o un representante del político mexicano comunicó al banco del principado que sus planes pasaban por transferir a BPA hasta 4.5 millones de euros, de los cuales 2.5 millones procederían de un dinero “depositado en Suiza”, otro país que en ese momento también estaba protegido por el secreto bancario.

El diario español señala que Del Mazo no respondió a las preguntas que le remitieron hace diez días.

El documento donde se recogen las intenciones del político fue elaborado por la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales de BPA, un órgano que vela para evitar que desembarquen fortunas de origen ilícito.

En marzo de 2015, BPA fue intervenida por el gobierno andorrano a instancias del Departamento del Tesoro estadunidense, que advirtió que era una institución donde políticos y altos funcionarios de diversos países realizaban operaciones de blanqueo de capitales.

El texto firmado por José María Irujo y Jesús Gil señala que, en 2015, la cuenta de Del Mazo fue congelada como parte de ese proceso de intervención del banco, se investigó al gobernador por un presunto delito de blanqueo de capitales, las pesquisas duraron hasta dos años, pero según fuentes judiciales, los fondos ya fueron liberados.

En el caso de Del Mazo, la justicia mexicana abrió en 2018 diligencias y emitió la denominada nota de no ejercicio de la acción penal (Neap) y remitió este documento a la justicia andorrana a través de un fiscal especial mexicano.

Una fuente oficial mexicana que ha investigado estos casos en Europa y que pidió el anonimato, afirmó que “mediante el Neap se da el asunto por juzgado, se ata de pies y manos a la justicia de Andorra, que reclama ayuda. Hay una nula colaboración de las autoridades mexicanas en la indagación de la procedencia del dinero”.

Cabe recordar que Alfredo del Mazo contendió y ganó las elecciones del Estado de México en junio de 2017, con el apoyo documentado del gobierno de su primo, el entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto.

El acta del BPA que menciona a Del Mazo advertía que en 2012, siendo alcalde de Huixquilucan, el político mexiquense poseía el 10% de acciones de la compañía de estacionamientos Pumasa S.A. de C.V.

Este no es el primer hombre cercano al expresidente Peña Nieto que aparece entrampado en la trama de BPA: otro es el abogado Juan Collado, actualmente en prisión sujeto a proceso, y el abogado mexicano Gabriel Antonio Fraga Peña, miembro de la campaña de Peña Nieto en 2012, y a quien se le investigó por una cuenta bancaria en el Banco Madrid, filial de BPA en España, y que también fue intervenido en 2015.

 

Esta nota originalmente se publicó en Proceso

Compartir

Dejar respuesta