“Bien merecido”. Hacienda y EU rastrean los movimientos relacionados con el capo, quien purgará prisión perpetua

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y agencias estadunidenses rastrean los movimientos bancarios relacionados con Joaquín El Chapo Guzmán, el ex líder del cártel de Sinaloa a quien ayer la justicia de Estados Unidos sentenció a cadena perpetua, la cual cumple ya desde anoche en la prisión de máxima seguridad ADX Florence, en Colorado.

Las finanzas del capo sinaloense, de 62 años, recibirán otro golpe con la orden del gobierno estadunidense de recuperar 12 mil 600 millones de dólares por los beneficios que obtuvo gracias al narcotráfico.

El día que el juez Brian Cogan puso fin a un proceso que duró dos años y medio desde que El Chapo fue extraditado en enero de 2017, el titular de la UIF, Santiago Nieto, confirmó que también se siguen los movimientos bancarios de sus allegados y posibles integrantes del cártel que lideraba.

“Estamos trabajando de forma coordinada con la embajada de EU y las agencias estadunidenses en todos los casos relacionados del señor (Guzmán Loera), estamos en proceso de recepción y análisis de la información con la que se cuenta”, explicó.

A su llegada a Palacio Nacional, Nieto dijo que una de las líneas de investigación de la UIF es el combate al narcotráfico, “particularmente con la corrupción que este ilícito está generando en poderes judiciales”.

LA SENTENCIA

El capítulo de uno de los fugitivos más buscados de EU se cerró este miércoles, cuando El Chapo fue sentenciado a cadena perpetua, tras haber sido declarado culpable de ocho cargos de crimen organizado y narcotráfico, a los que se sumaron 30 años por portación de arma y 240 meses de cárcel por lavado de dinero.

Al leer la sentencia, el juez Cogan dijo que hubo “montañas de evidencia” que condenaban al ex líder criminal y aseguró que durante el juicio atestiguó “las características criminales más terribles de toda mi vida como juez”.

De manera apresurada, Cogan dijo: “Ordeno que al acusado le sean decomisados 12.6 mil millones de dólares”; esta cifra coincide con la propuesta por su superior, el fiscal de Distrito Richard P. Donahue, el pasado 5 de julio.

La condena impuesta al sinaloense fue celebrada por la justicia de EU, cuyos representantes prometieron seguir luchando contra las drogas y lanzaron una fuerte amenaza a aquellos que quieran ocupar el lugar de capo.

Donoghue consideró la sentencia “significativa y bien merecida”, ya que Guzmán “nunca volverá a envenenar las fronteras, haciendo que millones de vidas se pierdan debido a la violencia y adicción por las drogas”, mientras que el fiscal general asistente, Brian Benczkowski, advirtió a los criminales: “Si metes cientos de miles de toneladas de cocaína y otras drogas en nuestro país, te encontraremos, extraditaremos y te procesaremos”.

“FUE UN ESPECTÁCULO”

Antes de escuchar el veredicto, Guzmán Loera tomó la palabra durante 15 minutos, tiempo en el que acusó en español que fue sometido a un trato “cruel e inhumano” durante sus 30 meses de confinamiento en EU, mientras que su defensa consideró que su juicio fue un “espectáculo”.

A su salida de la Corte, los abogados defensores adelantaron que apelarán la sentencia y calificaron el proceso de espectáculo, debido a los «problemas significativos que nunca he visto en 28 años».

Jeffrey Lichtman ironizó sobre la multa millonaria que se le ha impuesto a su cliente y dijo que es «una ficción, es parte del espectáculo» y acusó que la Corte únicamente tomó en cuenta la evidencia aportada por el gobierno estadunidense y que cinco miembros del jurado violaron la ley.

En México, el abogado José Luis González Meza envió una carta al presidente de EU, en la que insiste que su cliente fue entregado «ilegalmente» al país vecino y que se han violado sus derechos humanos y leyes de este país al mantenerle preso.

Pese a que la defensa pidió que el líder criminal pasara dos meses más en el Centro Correccional de Manhattan, la noche de ayer fue trasladado en avión a la prisión ADX Supermax Florence, según Lichtman.

La también conocida como Alcatraz de las Rocosas está construida toda de cemento, incluida la cama, y aloja a poco más de 370 reclusos, quienes pasan 23 horas diarias dentro de sus celdas.

El Chapo se encontraba recluido, desde 2017, en el Centro Correccional Metropolitano, ubicado en Manhattan.

YA LE HACÍAN OTRO TÚNEL EN ALMOLOYA

Tras su segunda recaptura, el 8 de enero de 2016, y una vez que fue confinado nuevamente en el penal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México, de donde se había fugado seis meses antes, El Chapo Guzmán ya tenía su “plan B” para evadir una vez más la reclusión.

En declaraciones a Notimex, Eduardo Guerrero Durán, asesor penitenciario de Nuevo León, reveló que incluso el segundo túnel que mandó hacer el narcotraficante fue detectado en la periferia del penal federal del Altiplano.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta