De acuerdo con el CEO de RobotiX solo el 1% de los niños en México se interesa en el campo matemático y de robótica pero esto puede cambiar en los próximos 50 años

El rezago de habilidades STEM en la población mexicana se refleja en estudios internacionales que miden el avance educativo. En 2015 se llevó a cabo el Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), en donde desafortunadamente México obtuvo 416 puntos en ciencias, 408 en matemáticas y 423 puntos en lectura, mientras que el promedio de calificación de la OCDE fue de entre 493 y 490 en las tres materias. En su momento la OCDE, lamentó que el país sigue con un rezago de 2.5 años en el aprovechamiento escolar de sus alumnos.

Justo en ese mismo año, RobotiX se convirtió en el socio estratégico de robótica a nivel federal en los Punto México Conectado, un programa público de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que benefició a más de 98,000 estudiantes, durante la administración de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con un análisis del movimiento educativo.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través del Proyecto de Puntos México Conectado, ha permitido que la población de escasos recursos tenga acceso a la tecnología por medio de cursos de habilidades digitales básicas, innovación tecnológica y robótica

Saint Martin cuenta que el gobierno anterior lanzó a finales de 2014 una red de centros comunitarios digitales que se llaman “Los Puntos Medio Conectados, logré conectar con la SCT y los convencí de que RobotiX era parte de la solución del problema”, volviéndose en el curso más importante de la Secretaría.

Robótica, el talón de aquiles para México

Saint Martin quiere que tanto la robótica como matemáticas y las ciencias se vuelvan de relevancia en la educación: “ Muchos nos preguntamos de qué nos vas a servir las matemáticas, pero este tipo de programas resuelven esta gran pregunta, estamos seguros que hacia allá debe de ir la educación. Para mí es un orgullo y una enorme presión pensar que tenemos una solución mexicana para América Latina y me siento responsable de que esto crezca”.

En 2016, la empresa de Saint Martín, realizó un programa piloto en 30 escuelas públicas con RobotiX in the Box en CDMX, con la finalidad de generar la primera Evaluación de Resultados en aras de diseñar una política pública en México, asimismo, este proyecto hizo que cualquier aula que contara con un salón de cómputo lo volviera uno de robótica y gracias a ello realizaron un plan para apoyar la cienca y tecnología en Latinoamérica.

“Cuando empezamos a llevar robótica a la niñez, hace 13 años todos pensaban que la ciencia era difícil al igual que las matemáticas pero mostramos que no, hoy es completamente aceptado y hasta cierto punto es común para impulsar la tecnología y matemáticas”, dijo Roberto.

RobotiX fue la primera fundación en llevar robótica a las escuela privadas para capacitar docentes y hacer experiencias creativas, generando desarrollo en el país “para muchos para muchos son clases de robótica pero para mi es acercar a México al camino del desarrollo al que queremos estar. Estamos tejiendo una red de talento que tenga valor agregado y que pueda hacer frente a los problemas sociales”.

Los programas de RobotiX son seleccionados por las Secretarías de Educación Pública Federal y Estatales y forman parte de las soluciones de autonomía curricular oficiales. Estos clubes han sido implementados en más de 1,100 escuelas en la Ciudad de México, Sonora y Campeche impactando a más de 160,000 estudiantes de 2017 a la fecha.

“Si México hoy se pone las pilas puede generar una ventaja competitiva en 15 a 20 años”,comentó el CEO de RobotiX.

Actualmente la fundación de Saint Martin está trabajando para escalar los programas a más estados de la República: “Estamos volviendo a centrar una estrategia para que los secretarios de educación y los gobernadores sepan de este desarrollo”.

A pesar que la robótica se ha incorporando en algunas instituciones tanto públicas como privadas no se ha logrado alcanzar la integración de políticas públicas para habilidades STEM que favorezcan en la currícula de la educación básica en el país, ya que de acuerdo con PISA los estudiantes mexicanos siguen teniendo una débil relación con las estrategias de enseñanza en dicho campo.

Hacia futuro Robotix quiere llegar a Estados Unidos para impulsar a las comunidades hispanas “estamos viendo en dónde empezar si en Texas o California para llevar a las escuelas RobotiX in the box”.

Por su parte, Saint Martin espera dejar un legado con RobotiX, pues actualmente el mundo está pasando por un momento complicado y aún no se sabe que tipo de tecnología e Inteligencia Artificial se va a desarrollar :“En 50 años lo que me gustaría ver es que RobotiX se consolidó en América Latina e Iberoamérica como un grupo que ayude a la implementación de la educación de matemáticas ciencia y tecnología enfocados a problemas y un aprendizaje basado en proyectos, para que los futuros ciudadanos puedan utilizar nuestras metodologías para aprender. La educación se ha mantenido estática lo que queremos en RobotiX es dar ese espacio de modernización donde las escuelas sean divertidas y plenas”.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta