Iván Castellanos

Organizaciones sociales e integrantes de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), marcharon por calles de Oaxaca de Juárez para exigir justicia ante agresiones que sufrieron en 2007 cuando el activista Emeterio Marino Cruz fue atacado.

Indicaron que esa situación formó parte de represiones orquestadas por el gobierno de Ulises Ruiz Ortíz, a quien responsabilizan del conflicto de 2006.

Demandaron que se apliquen las leyes para que logre terminar con la impunidad, ya que se tuvieron víctimas morrales.

Además, muchas personas aún viven con las secuelas como Emeterio Marino Cruz, quien fue golpeado por policías, dejándolo en malas condiciones.

Compartir

Dejar respuesta