Con la cancelación, los ingresos que JPMorgan y Morgan Stanley obtendrían por la oferta pública se desvanecieron.
Los asesores de Budweiser Brewing se dividirían cerca del 2% de los fondos recaudados en el OPI, comentaron las personas que solicitaron no ser identificadas porque la información es privada.
Así es como Grupo Modelo busca ‘efervescer’ en el mercado mexicano
Tras la firma de contrato con Femsa para ofrecer su portafolio de bebidas en las tiendas Oxxo, la cervecera busca crecer con la apertura de más Modeloramas en el país.
La reputación de los bancos se ha visto afectada y algunos analistas los culpan por el fracaso de la OPI. Morgan Stanley ocupa la primera posición en ofertas de capital accionario en Asia Pacífico desde 2017, según datos compilados por Bloomberg. JPMorgan es octavo en la región en lo que va de año.
«AB InBev y su consorcio bancario encabezado por JPMorgan y Morgan Stanley no lograron evaluar, atraer inversionistas clave o aumentar la demanda», comentó Nikolaas Faes, analista de Bryan Garnier, en un reporte donde se calificó a la OPI como un «fiasco».
Representantes de AB InBev, JPMorgan y Morgan Stanley declinaron hacer comentarios.
Budweiser tenía previsto recaudar entre 8,300 millones y 9,800 millones en la OPI de Hong Kong, con lo cual el valor de la unidad habría estado cerca de los 64,000 millones. Habría sido la mayor salida a bolsa en lo que va de año, aprovechando el crecimiento del mercado de la cerveza en Asia para atraer inversionistas y superar la venta de acciones de mayo de Uber.
AB InBev, que entre otras cervezas elabora Stella Artois, Corona y Hoegaarden, señaló en un comunicado que «monitoreará de cerca las condiciones del mercado y evaluará continuamente sus opciones a fin de optimizar el valor para los accionistas, mejorar el negocio e impulsar el crecimiento a largo plazo».

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta