El secretario de Trabajo de Estados Unidos, Alexander Acosta, anunció su dimisión este viernes, en medio de críticas por haber ofrecido un trato favorable al multimillonario Jeffrey Epstein, en un caso de abusos de menores cuando era fiscal hace una década.

«Llamé al presidente esta mañana y le dije que pensaba que lo correcto era dar un paso al costado», dijo el funcionario en una comparecencia en la Casa Blanca junto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta