“México es muy importante para nuestro negocio de enterprise en la región. Estamos muy enfocados en sectores como el público, para gestionar los activos del gobierno federal y locales en los estados”, dice Tony Sze, director de Huawei Enterprise México, en entrevista con Expansión.

Sze, quien recientemente tomó las riendas del negocio nacional, advirtió que el sector energético, en especial, el petrolero, es de su interés.

“Oil & gas es hacia donde nos estamos moviendo en la nube para dar conectividad con el internet de las cosas (IoT). En Asia, lo hemos hecho para detectar filtraciones y robos (de combustible) con sensores en el suelo, además de tener sensores en los ductos”, señala el ejecutivo.

Las tecnologías que buscan implementar en México son IoT, inteligencia artificial y automatización. Un reporte de Deloitte estima que el sector petrolero es uno de los que mejor pueden aprovechar las tecnologías para pasar de barriles a bytes.

“Incluso una ganancia de 1% en capital puede compensar las pérdidas que está acumulando el sector, de 35,000 millones de dólares”, cita Deloitte.

Pero pese a la oportunidad, Huawei enfrenta un fuerte escrutinio por la pugna que tiene con el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El 16 de mayo, EU prohibió la comercialización de productos Huawei en el país, lo que puso a los chinos en una lista negra, acción que devino en que Google rompiera relaciones con la firma china y dejara de dar soporte a sus nuevos equipos Android.

El conflicto con Trump viene de 2018 cuando, por supuestas prácticas de espionaje –por su relación con el gobierno chino–, EU prohibió su uso en el gobierno. Sze asegura que el conflicto no impacta en la relación de la firma con México.

“Los consumidores van a ser quienes decidan”, dice.

Australia y Nueva Zelanda se sumaron a la postura estadounidense. Pese a todo,

los ingresos de la compañía no han sufrido. El primer trimestre de 2019 generó un alza de 40%, para sumar 26,800 millones de dólares.

Sobre la prohibición de los equipos de Huawei por parte de Estados Unidos, tras diversas acciones que agudizaron el escenario, el 30 de junio tras la reunión de Trump con el presidente chino en la cumbre del G20, las sanciones se levantaron.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta