Existe el riesgo de una posible recesión, aunque ligera, advirtió el Banco de México (Banxico), según la Minuta número 68 de la reunión de la Junta de Gobierno.

Los integrantes de la Junta de Gobierno hacen previsible una desaceleración mayor a la esperada por expectativas que colocan a la economía con un crecimiento tan bajo de hasta 0.5%, el riesgo por Petróleos Mexicanos, la debilidad del consumo e inversión, así como tasas negativas del gasto público, explicó el instituto central.

Además, alertó que los periodos de marcada tensión comercial, amenazas arancelarias, obstáculos a la inversión repercuten en la confianza de los negocios, son factores que tendrían consecuencias severas más allá de la volatilidad financiera.

Sin embargo, el Banco Central decidió por mayoría, mantener su política monetaria en terreno restrictivo con una tasa de referencia de 8.25%, que encarece el costo del dinero y el financiamiento.

Lo anterior ante presiones de precios al consumidor que se resisten a bajar en alimentos y energéticos, un dólar caro, el poco impacto del aumento en salarios en la zona norte del país, y el incremento del desempleo y mercado informal laboral.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta