Tras la evaluación de especialistas se determino que el menor padece un tipo de cáncer en el ojo; las investigaciones por violencia continúan ante la denuncia presentada por la madre del menor

OAXACA.- Hasta el momento, no hay elementos que determinen violencia física en el caso del niño Mario, el menor de dos años originario de Tlaxiaco, Oaxaca que en días pasado llegó a un hospital de la entidad con el globo ocular inflamado.

De acuerdo con el Vicefiscal de Atención a Víctimas y la Sociedad, Jesús Rodríguez Cruz, la lesión del menor, obedece a un retinoblastoma (un tipo de cáncer en los ojos), aunque subrayó que continúan las investigaciones por la denuncia de violencia familiar y lesiones que interpuso la madre del pequeño a fin de dar con los responsables.

El vicefiscal detalló que por este caso ya se había iniciado una carpeta de investigación, antes de que los hechos se conocieran de forma masiva, razón por la cual, peritos de la fiscalía acudieron al Hospital de la Niñez, en el municipio de San Bartolo Coyotepec, para revisar el expediente clínico del menor y todo parece indicar que la lesión en el ojo es producto de la retinoblastoma.

Subrayó que se mantienen a la espera del resultado de la biopsia que especialistas practicaron al menor a fin de cerrar el caso, en tanto, la fiscalía atiende al menor y a su madre desde que tuvo conocimiento de su situación, por lo que un trabajador social, un médico y una psicóloga acompañan a la familia en el Hospital de la Niñez.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta