La defensa de ‘El Chapo’ intentará conseguir solo una comodidad para el capo en su largo futuro dentro de una prisión en EU; una ventana en su celda para ver el cielo
La defensa de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán lanzó en los últimos días peticiones como que le den más agua, que le apaguen la luz de noche, que le compren tapones para los oídos, entre otras.

No obstante, todas y cada una de las peticiones le han sido negadas por el juez Brian Cogan. Ayer presentó un documento de 45 páginas en el que rebate cada uno de los argumentos de la defensa del capo para pedir que se reponga el juicio.

El peso de las palabras del juez en el documento, de acuerdo con Carlos Loret de Mola dejó más que claro a los abogados de ‘El Chapo’ lo predecible: se avecina una sentencia monumental contra Guzmán Loera. Algunas cadenas perpetuas. Ante esto, probablemente pensaron que la mejor opción es que venga ya la sentencia.

La nueva estrategia de la defensa, señala Loret de Mola, es no interponer más recursos ante el juez Cogan para que la sentencia llegue sin contratiempos, y posteriormente lo saquen del correccional de Manhattan y lo trasladen a una prisión en donde puedan obtener algún tipo de ventaja en la gran condena que se avecina.

La cita para la sentencia es el 17 de julio en la ciudad de Brooklyn, Nueva York a las 9:15 horas y la apuesta es que la prisión de máxima seguridad de Florence, Colorado, a donde se presume sea trasladado ‘El Chapo’, tenga una celda que cuente con una ventana que le permita a Guzmán Loera ver el cielo.

Algo que es seguro en el futuro del capo, es que no contará con más agua, tapones para los oídos o luz apagada en las noches para conciliar el sueño.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta