La Comisión Filipina de Derechos Humanos investiga la muerte de Myka Ulpina en un tiroteo que fue provocado por una redada policial encubierta en una zona residencial

MANILA.- La Comisión Filipina de Derechos Humanos condenó el asesinato de una niña de 3 años durante un operativo antidrogas en el que su padre fue asesinado a tiros junto con otro civil y un oficial de policía.

La portavoz de la comisión, Jacqueline Ann De Guia, dijo el jueves que la agencia está investigando la muerte de Myka Ulpina en un tiroteo que fue provocado por una redada policial encubierta el domingo en una zona residencial en la ciudad de Rodriguez en la provincia de Rizal, al este de Manila. Las autoridades han relevado a 20 policías como parte de la investigación.

La comisión, que es independiente, condenó la pérdida “de otra vida inocente como consecuencia de la guerra del gobierno contra las drogas”.

Más de 6,600 sospechosos han muerto en la lucha antidrogas emprendida por el presidente Rodrigo Duterte.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta