Fideicomisos privados y cobro de impuestos a servicios de hospedaje alternativos son algunas de las acciones que han emprendido las entidades del país para recaudar fondos
Así que han buscado, junto a la iniciativa privada alternativas. En Los Cabos, por ejemplo, se creó un fideicomiso privado con el que se prevé captar 50 millones de pesos que se destinarán únicamente para promoción turística y que se sumará a lo recaudado por el impuesto del 3% a los hoteleros por concepto de hospedaje, que también se utiliza para dicho fin.

“Todo eso lo utilizan en actividades de promoción y con ese mismo recurso que captan acaban de abrir una oficina en Los Ángeles (…) Hay buen manejo y transparencia en recursos”, comenta Ignacio Cabrera, director general del Programa de Promoción Turística de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Este impuesto se cobra en los estados de Yucatán, Oaxaca, Baja California, Sinaloa, Quintana Roo y la Ciudad de México. Aunque no siempre esa recaudación se destina íntegra a promoción turística.

“Yo estimo que en el país se deben estar recaudando unos 3,000 millones de pesos por el impuesto de hospedaje y de eso se utiliza para comercialización la mitad, porque cada estado lo destina de acuerdo con el interés de sus marcas”, comenta Francisco Madrid, director de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac.

Asimismo, una de las reclamaciones de los hoteleros a nivel nacional es la falta de cobro de impuestos –que se recauda del lado de los empresarios tradicionales por hospedaje- a los servicios alternativos como AirBnb, mismos que incrementarían el monto que se podría utilizar para promoción turística.
Humberto Hernández-Haddad, subsecretario de Calidad y Regulación de la Secretaría de Turismo, señala que en los primeros meses del año el país incrementó las divisas captadas por esta actividad.

Aplicar un impuesto a los viajeros que arriben mediante cruceros podría ser otra propuesta para que el dinero recaudado se destine a promoción turística, considera el especialista de la Universidad Anáhuac. En primer cuatrimestre del año arribaron por este medio 3,470 personas, un crecimiento de 9.6% respecto al mismo periodo del año pasado, según datos recopilados por la Sectur.

“Pongamos de 5 a 7 dólares más a los viajeros de cruceros, garantizando que este dinero va para promoción en un nuevo esquema, donde se tendrían millones de dólares adicionales”, propone.
Ahora participará la SRE
La desaparición del CPTM no significa que se acabe con la labor de promoción. La Secretaría de Turismo (Sectur) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) firmaron un acuerdo para que los integrantes del Servicio Exterior Mexicano fueran capacitados en materia turística con el propósito de que ellos mismos se encarguen de promover a México como destino.

Desde ese momento se consideró la creación del Consejo de Diplomacia Turística, que incluiría el trabajo de todo el cuerpo diplomático -aproximadamente 80 embajadas y 70 consulados en todo el mundo-, la coordinación de ambas secretarías y el apoyo de la iniciativa privada del sector, informa Cabrera.

“Con esta intención se ha coordinado la conformación del Consejo presidido por las dos secretarías, el nombramiento de un secretario técnico que caería en la dirección de promoción (de la SER) y un consejo conformado por quienes tienen que ver en el ramo turístico, como empresarios, hoteleros, promotores, líneas aéreas o agencias de viajes. Serían 10 propuestas del secretario de Turismo y 10 del canciller”, dice el funcionario.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta