Autoridades migratorias en Tamaulipas permanecen a la espera de recibir los cuerpos de el salvadoreño Óscar Alberto Martínez Ramírez y el de su hija Angie Valeria Martínez Avalos de un año 11 meses, quienes lamentablemente el domingo por la tarde perdieron la vida al tratar de cruzar a nado en Río Bravo.

Enrique Maciel Cervantes, delegado del Instituto Tamaulipeco del Migrante en Matamoros, aseguró haber iniciado trámite para la entrega de los cuerpos ante la Procuraduría del estado Tamaulipas luego de haber sostenido un diálogo con la cancillería de El Salvador, cuya sede se encuentra en Nuevo León.

Detalló que consulado contrató el servicio funerario para que ellos se encarguen de trasladar los restos a Nuevo León y de ahí vía aérea enviarlos a El Salvador.

Con ellos irán la esposa y madre de las víctimas; Tania Vanessa Ávalos y el acompañante de ambas personas, identificado como Jesús Paredes.

Maciel Cervantes reveló que por el momento Tania Vanesa Avalos se encuentra en la casa del migrante de la ciudad de Matamoros, administrada el padre Francisco Gallardo.

La diócesis de Tamaulipas, ha brindado todo el apoyo moral y espiritual a la señora debido a que se encuentra aún afectada ante la pérdida de sus seres queridos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta