Hay nuevos tiempos en el Guadalajara. Amaury Vergara ha tomado la batuta en Chivas y no ha perdido el tiempo en demostrar que su llegada a la presidencia significa una nueva época para el Rebaño. El hijo de Jorge Vergara, dueño del equipo, habló con La Afición acerca de este nuevo reto en su vida, qué significa para el club para él, el comienzo de otra época y el panorama de contrataciones.

Ahora ya eres presidente, ¿pero cómo inició tu vinculación con Chivas?

Para empezar, soy tapatío de nacimiento. He crecido en esta ciudad y creo que cualquier tapatío no puede estar en esta ciudad y no entender lo que significa Chivas, no solamente para Jalisco sino para México. Yo me hice chiva cuando me invitaron mis primos al partido de Toros Neza vs Chivas en el Jalisco, la final, donde si recuerdas bien fue un marcador de 6-1. Ahí mi corazón se ligó a Chivas y obviamente después cuando mi padre decide hacer este movimiento ya te imaginarás, iba a poder estar cerca del club de mis amores. Ha sido una historia muy bonita para mí lo que significa Chivas en mi vida.

¿Se puede hablar de una nueva era en Chivas?

Yo quiero pensar que sí, pero no nada más por la persona que está en mi puesto. Lo que marca una era son las acciones, las aptitudes, los objetivos que queremos lograr, obviamente los resultados, lo más importante: los resultados. Sería muy soberbio de mi parte decirte que inicia una nueva era si no lo demostramos con acciones y resultados deportivos, que es lo que más le importa a la afición. No importa lo que yo diga y cuanto hablemos, lo que quiere el aficionado es que el equipo de sus amores levante la copa, que venzamos al archirrival, creo que va de la mano ser campeones, con derrotar al América y una vez que logremos eso podemos pensar que hemos logrado con éxito una nueva era en Chivas.

¿Cómo tomas la decisión de la salida de José Luis Higuera?

Lo más importante para entender y expresar sobre este cambio es que cerramos un ciclo. Un ciclo en el que se lograron éxitos importantes. José Luis vino con objetivos muy claros al equipo, la mayoría de ellos se cumplieron y creo que lo que necesitamos era un cambio de liderazgo, ideas nuevas y no por comparar al anterior director general, sino porque queremos buscar lo mejor para el equipo, creo que al cerrarse un ciclo hay que empezar uno nuevo, y hay que empezar a buscar quién puede venir a aportar cosas importantes para este club. Se cerró muy bien ese ciclo con José Luis, no hay ningún tema, ninguna discordia, ninguna venganza, nada de lo que se especula y rumorea. Se cerró bien con aciertos importantes, con tropiezos también que hay que analizar y cada parte va a tener que ser juez de lo que uno hizo y las decisiones que tomamos.

¿Qué significa para ti la salida de José Luis?

No porque se vaya el director general me quita la responsabilidad de lo que me haya correspondido. Soy 100 por ciento responsable del equipo antes y después de la salida de José Luis y ahora más responsable todavía. Eso es lo más importante, se cierra un ciclo para abrir un nuevo ciclo.

¿Qué tan difícil es para el Guadalajara contratar jugadores?

A veces es complicado lograr una operación justa con algunos equipos pero hay equipos con los que tenemos buenos acuerdos, hacemos buenas operaciones, situaciones de ganar-ganar. Creo que los demás equipos tienen que hacer un esfuerzo por impulsar el talento mexicano. Hay que pensar que cuando hay un abuso de jugadores extranjeros que están quitando una oportunidad a un mexicano para que se desarrolle y pueda ser exitoso, no solo en su país, sino en el extranjero. Chivas tiene que ser esa bandera. Cuando Chivas está bien, toda la Liga está bien.

¿Todavía puede llegar alguna contratación?

Lo que te puedo decir es que todavía no cerramos el proceso de fichajes, tenemos un plantel completo. A veces, no depende de nosotros, depende de los otros equipos… el jugador, su tema contractual y bueno cuando tengamos algo que anunciar lo haremos con gusto y con mucho orgullo si logramos otro fichaje. Todavía puede haber algunas sorpresas.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta