Pese a ser catalogada como una de las generaciones apáticas con su futuro, las instituciones financieras muestran que son una parte fundamental de sus portafolios

Las estadísticas tienen un grado de obviedad: pertenecen a la generación millennial aquellos que nacieron entre 1980 y 1999 (representan 31% de la población, con más de 37 millones de mexicanos, de acuerdo con cifras del Inegi), por lo que se trata de personas que trabajan, buscan independizarse o están por formar una familia.

“Parece que pensamos en una generación millennial que no quiere aferrarse a algún lugar o que prefiere rentar, pero en Scotiabank más del 51% de mis clientes son millennials”, asegura Paulina Prieto, directora corporativa de Crédito Hipotecario y Financiamiento Automotriz de Scotiabank México.

En este banco, de los 127,000 clientes totales en el segmento hipotecario más de 65,000 corresponden a esta generación. El banco tiene la edad promedio más joven dentro del portafolio hipotecario del sector financiero en México, asegura Prieto.

No es el único que sabe la importancia de que esta generación busque una vivienda, pues recientemente HSBC lanzó un producto hipotecario con el que jóvenes parejas pueden apartar condiciones para su crédito de vivienda como la tasa de interés y el plazo.

La tormenta económica y laboral que ahoga a los millennials en México

Los jóvenes que nacieron entre 1980 y 1999 enfrentan incertidumbre por los bajos salarios y la poca seguridad social. Expertos señalan la causa en la poca previsión y excesos de generaciones pasadas.

“El diseño del producto hipotecario permitirá atender a los millenials en la compra de una vivienda en preventa, poder acceder a un mejor precio”, informó HSBC.

De acuerdo con Prieto, los millennials en Ciudad de México optan por viviendas verticales, es decir, departamentos. Aunque esto depende de la ciudad en la que residan y de la oferta que se haga. “Si hablas de Ciudad de México, el porcentaje es más inclinado a la vivienda vertical aunque si hablas de una ciudad como Querétaro o San Luis Potosí, la casa sigue siendo la de mayor preponderancia”, asegura.

En el caso de Scotiabank, Ciudad de México y Estado de México concentran el 40% de los créditos hipotecarios en el país.

El estudio más reciente de vivienda hecho por BBVA refiere que Ciudad de México y Nuevo León tienen las más altas preferencia de vivienda con más del 60% del portafolio bancario.
Consideraciones
Las instituciones financieras como Citibanamex y BBVA recomiendan que se destine como máximo una tercera parte del sueldo al pago de las mensualidades de la vivienda. El pago inicial suele ser del 10% del valor total de la vivienda, aunque lo mejor es dar un poco más.

“Considera que la capacidad de endeudamiento debe ser menor o hasta un 35% del ingreso personal o familiar, de esta manera la probabilidad de incurrir en situaciones de impago es menor”, señala Citibanamex.

También es importante que consideres cuál es la tasa de interés de tu crédito. Actualmente, esta tasa se ubica en un 10% aproximadamente.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta