La tecnológica estadounidense explora la posibilidad de mudar entre el 15 y 30% de su producción fuera de China, según Nikkei

El fabricante de iPhone ha decidido que los riesgos de depender en gran medida de la fabricación en China son demasiado grandes y van en aumento, dijo.

A principios de este mes, la agencia de calificación crediticia Fitch dijo que ve a Apple, Dell Technologies Inc y HP Inc como posibles candidatos si China pone en una lista negra a las empresas estadounidenses en represalia por las restricciones a Huawei.

Nikkei reportó que se les pidió que evaluaran opciones fuera de China a los ensambladores clave de iPhone, Foxconn, Pegatron, Wistron, el importante fabricante de MacBook Quanta Computer Inc, el fabricante de iPad Compal Electronics Inc y a los fabricantes de AirPods Inventec Corp, Luxshare-ICT y Goertek.

La semana pasada, Foxconn dijo que tenía suficiente capacidad fuera de China para satisfacer la demanda de Apple en el mercado estadounidense si la compañía necesitaba ajustar sus líneas de producción, ya que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenaza con imponer más aranceles a 300,000 millones de dólares en productos chinos.

Los analistas de Wedbush Securities dijeron que, en el mejor de los casos, Apple podría trasladar el 5 al 7% de la producción de su iPhone a India en los próximos 12 a 18 meses.

Dada la complejidad y la logística involucrada, llevaría al menos dos o tres años mover el 15% de la producción de iPhone de China a otras regiones, según informó la consultora.

«Creemos que todo esto es un juego de póker y Apple no diversificará la producción fuera de China de la noche a la mañana y ciertamente un acuerdo comercial a largo plazo entre Estados Unidos y China es clave para que Cook & Co. duerman bien por la noche», dijeron los analistas de Wedbush.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta