El fundador de la organización de autoayuda «NXIVM» enfrentaba cargos como crimen organizado y conspiración para cometer fraude electrónico, tráfico sexual, abuso de una menor y suplantación de identidad, entre otros

Keith Ranieri, fundador de la organización de autoayuda «NXIVM», fue declarado culpable de los 11 cargos en contra, por una corte del distrito este de Nueva York, Estados Unidos.

Raniere fundó una sociedad secreta que presuntamente marcaba a fuego a sus esclavas sexuales con sus iniciales y fue arrestado en México, luego deportado a Estados Unidos y acusado de tráfico sexual y trabajo forzado.

Fue juzgado durante seis semanas y enfrentaba cargos como crimen organizado y conspiración para cometer fraude electrónico, tráfico sexual, abuso de una menor y suplantación de identidad, entre otros.

En el tiempo que duró el proceso, la fiscalía presentó a casi 20 testigos y en el cierre combinó los argumentos con pruebas como fotos, videos, correos electrónicos, y mensajes de texto que incriminaban al delincuente en los delitos por los que se le acusó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta