Guillermo Álvarez Cuevas se sienta en un sillón de cuero que conforma la sala que está al lado de su oficina. Por fin, ha dejado de hablar por teléfono, tras poco más de 30 minutos de hacerlo. “Hay que resolver otros temas, no solo del equipo”, dice el presidente de Cruz Azul con una sonrisa.

Al lado, sobresalen las fotos de sus hijas, de sus andanzas en partidos de la selección mexicana como aficionado, porque los directivos también lo son. El “Licenciado” como todos lo llaman, entrelaza las manos por unos instantes, y comienza a hablar, en entrevista con La Afición, y afirma que no se ve toda su vida como presidente, pero que mientras tenga la confianza de la Asamblea General de la Cooperativa Cruz Azul seguirá.

Es un puesto desgastante ¿Ha pensado en dejar al club?

Tiene sus momentos desgastantes, no se trata de ganar un partido y luego que ahí se la vaya llevando uno. No es un hobbie el deporte profesional. En algún momento cualquiera puede tener esa opción, y no es por aburrimiento, son cosas que no dependen de uno, sino que en la institución digan, hay que hacer algunos relevos, y no se puede estar cerrado a esos señalamientos, en donde parece que uno no quiere despegar de un puesto. Son puestos desgastantes, pesados, y tampoco son de reflectores.

Es decir ¿No se ve toda la vida como presidente de Cruz Azul?

No, yo creo que nadie. Y hay actividades que pueden tener más presiones como la de los entrenadores, los directores deportivos, eso va a en función de las situaciones de logros, pero en una institución marca la pauta con sus colaboradores para que las instituciones permanezcan, hay la responsabilidad de dejar una estructura.

¿Por qué hay personas que quieren sacar a Guillermo Álvarez Cuevas?

Se habla de ese aspecto por todo lo mediático, cuando muchos de los asuntos son de la vida interna, y al autogobierno en una organización como las cooperativas, deben manejarse en casa. No ha sido que en todos estos años me auto elija, sino que ha sido un deseo de los cooperativistas, y uno ha aceptado esa responsabilidad, pero que no se piense igual a uno, no es nuevo, se ha dado en diferentes etapas de la organización, hoy hay más aspectos mediáticos, como las redes sociales. Estas cuestiones deben ser aclaradas al interior de la organización.

Lo acusaron de que se quedó con el equipo ¿De quién es Cruz Azul?

Es un tema de índole legaloide. Se informó a nuestra Asamblea General de socios cómo tenían que irse desincorporando aspectos que antes estaban incluidos en el Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul Asociación Civil . Hace varios años se creó un centro comercial, los servicios médicos, educativos, y siempre se dijo, el deporte profesional (debe desligarse) de todo lo que es el aspecto social y cultural y deporte amateur, esa fue una de las situaciones que se informó oportunamente, pero cuando existen algunos aspectos en los que se piensa que alguien puede vender la marca o apropiarse del equipo o una institución, pues bueno, se necesitaría ser un genio de qué actividad o especialidad. Nosotros representamos a una institución de la cual es propietaria la Cooperativa Cruz Azul.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta