Los coches de ahora ya no son como los de antes… y eso no está del todo mal, porque abrimos paso a transmisiones automáticas más inteligentes y turbocargadores más sofisticados. Pero de vez en cuando siempre se echa de menos el estilo old-school. Para nuestra suerte —y consuelo— Porsche sigue creyendo en los tres pedales con sus nuevos 718 Cayman y Spyder GT4.

Los GT4 son lo más cercano que encontrarás a un auto de carreras dentro de la familia 718. La suspensión utiliza tecnología heredada de la participación de Porsche en diferentes competencias y fue rebajada 30 mm para mejorar el comportamiento en curva. Cuentan con el programa Porsche Active Suspension Management que permite seleccionar la dureza de la amortiguación.

Es la primera vez que el chasís GT4 está disponible para el Spyder. Olvídate de llamarlo Boxster.

El trabajo aerodinámico va más allá de un capricho estético. En ambos modelos, los alerones, splitters y faldones tienen el objetivo de incrementar la carga aerodinámica a altas velocidades. Según Porsche, el 718 Cayman GT4 produce 50% más carga que el modelo tradicional; el Spyder, por su parte, estrena un alerón activo que se despliega automáticamente a 120 km/h.

La mayor delicia de estos autos es, sin duda, el motor. Porsche escuchó la petición de los más puristas al introducir un nuevo motor bóxer de seis cilindros y 4.0 litros para la serie GT4 de su gama 718. Desarrolla 420 hp y 310 lb-pie y mantiene viva la tradición de los tres pedales a través de un cambio manual de seis velocidades.

Sus cifras hablan por sí mismas: aceleración de 0 a 100 km/h en 4.4 segundos —en ambos modelos— y velocidad tope de entre 301 y 304 km/h, según la carrocería seleccionada. Según la propia marca, el Cayman GT4 es 10 segundos más rápido que su predecesor en Nürburgring. ¡10 segundos!

La preparación deportiva se refleja también en los neumáticos ultra-high-performance (UHP) adaptados especialmente por Porsche, y en los frenos carbonocerámicos. De igual modo se incluye un diferencial trasero mecánicopara mejorar la dinámica lateral y longitudinal.

Los Porsche 718 Spyder y Cayman GT4 ya se pueden ordenar en Europa, con precios que van de 93,350 euros para el descapotable y 96,206 euros para el coupé. Existen paquetes opcionales, como el Clubsport, que suma una barra antivuelco de aluminio, extintor y cinturón de seguridad de seis puntos para el conductor.

Esta nota originalmente se publicó en msn

Compartir

Dejar respuesta