La madre de la víctima de 16 años, recibió una llamada telefónica en la que los captores le solicitaron el pago de un rescate; sin embargo, horas más tarde decidieron soltarla

CIUDAD DE MÉXICO.- Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana rescataron la noche de hoy a una menor de edad, quien al parecer fue privada de su libertad en calles de la alcaldía Iztapalapa.

A las 20:15 horas, los policías fueron informados a través del Centro de Comando y Control (C-2) Oriente sobre un presunto secuestro en las callesCircuito Franco Valencia y Camino a San Francisco Tlaltenco, colonia Polvorilla.

De inmediato los elementos acudieron al lugar referido, donde una mujer de 45 años de edad, se identificó como la madre de la víctima y les informó que a las 16:00 horas, su hija de 16 años salió con destino a la estación Constitución del Sistema de Transporte Colectivo Metro, donde se ubica el plantel escolar en el cual estudia.

La mujer agregó que a las 17:50 horas recibió una llamada telefónica de su hija, y le dijo que varios hombres la habían forzado a subir a un vehículo y que solo querían platicar con ella; sin embargo, fue el pretexto para solicitar pago de un rescate.

Ante dicha situación, los policías de la SSC activaron el protocolo de emergencia e implementaron un cerco policial en la zona, a fin de resguardar a la familia afectada.

Sin embargo, cerca de las 21:20 horas, la adolescente fue encontraba en el paradero de la estación Constitución del Metro sana y salva, pues al parecer sus captores entraron en pánico por el operativo de la zona y decidieron soltarla, lo que de inmediato uniformados que peinaban la zona aprovecharon para ubicarla y ponerla a resguardo.

Cabe señalar que los policías realizaron la búsqueda de los implicados, quienes al parecer son dos en edades aproximadas de 35 y 17 años, y que viajan en una camioneta de la marca Eco Sport, de color blanco, de cual ya se sigue la presunta ruta de escape a través del cerco virtual implementado con las cámaras de videovigilancia de la Ciudad de México.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta