Migrantes centroamericanos, haitianos, cubanos y árabes, duermen a la intemperie en la estación migratoria de “El Cupape”, ubicada en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; son alrededor de 500 personas aproximadamente.

El Instituto Nacional de Migración empezó a trasladar a Tapachula a las personas a bordo de cinco autobuses.

En la víspera fueron asegurados una docena de isleños en la comunidad La Línea del municipio de Arriaga y trasladados a Tuxtla Gutiérrez a la estación “El Cupape”.

Ahí los cubanos se encontraron con otros de sus connacionales, quienes estaban a la espera de que se les otorgará un “salvo conducto” para estar legalmente en el país, sin embargo, serán deportados.

Desde las primeras horas de este miércoles cinco autobuses de clase turísticas esperan en las afueras de la Estación Migratoria “El Cupape” de Tuxtla Gutiérrez, con el fin de iniciar el proceso de deportación de los migrantes asegurados, algunos hasta desde hace veinte días y otros a pocos más de unas horas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta