“Devuélvanme a mi marido, se los pido de la manera más atenta”, fueron las palabras desesperadas de María del Pilar Gasca, esposa del periodista secuestrado la mañana del miércoles, Marcos Miranda Cogco, mejor conocido como “Marmiko”.

«Yo sólo pido que me lo regresen, mi marido, él no es una persona que fume, tome o sea callejera y mucho menos mujeriego, él es una persona muy de su casa”, exclamó con voz desgarradora María del Pilar.

Aseguró que no tienen nexos con los malos, “vivimos al día, somos una familia humilde pero unida, por favor devuélvanme a mi esposo”.

«Mi esposo siempre ha recibido amenazas, siempre hemos vivido con amenazas porque mi marido es una persona crítica”, aclaró María del Pilar.

Por último, destacó que “Marmiko” venía de dejar a su nieta en la escuela cuando dos Suburbans en color blanco le cerraron el paso, bajaron sujetos fuertemente armados y a empujones lo subieron, pero esa acción fue vista por varias vecinas, quienes de inmediato llamaron a la policía.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta