Desde hace 30 años Memelitas Doña Mago inició actividades en la calle de Manuel Ávila Camacho, en el centro de esta ciudad, pero a partir de abril del presente año se terminó la tranquilidad con la que expendían alimentos.

A través de redes sociales comenzaron a hostigarlos supuestos vecinos de esta calle para exigirles que retiraran el puesto, los amenazaron hasta llegar a las agresiones.

Incluso a uno de los nietos lo asaltaron y le robaron sus pertenencias, entre cuyos documentos  se encontraban su título profesional, además lo golpearon y después les enviaron un video en donde les mostraban cómo quemaban el documento.

Aseguraron que ya los amenazaron de muerte, indicándoles que si no acatan sus órdenes “va a correr sangre”, porque mataran a alguno de los integrantes de su familia, por lo que demandaron que la Fiscalía General del Estado realice su trabajo de manera efectiva antes de se tengan consecuencias graves.

Compartir

Dejar respuesta