El boxeador mexicano Andy Ruiz, campeón del mundo de peso completo de la AMB, FIB, OMB y OIB, se dio cita en la Basílica de Guadalupe para dar gracias tras la contundente victoria que consiguió sobre el británico Anthony Joshua.

El pugilista que representó a México en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, señaló que es la primera vez que visita la Basílica de Guadalupe y expresó su beneplácito por el reconocimiento y apoyo que ha recibido de la gente en territorio azteca.

Andy Ruiz invitó a los jóvenes boxeadores mexicanos a que entrenen duro, ya él es el claro ejemplo de que todas las metas son posibles.

El flamante campeón mundial de peso completo comentó que el presidente Andrés Manuel López Obrador, le dijo que estaba orgulloso de él y que hizo historia como el primer mexicano campeón del mundo en peso completo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta