Su autor, Santiago Roncagliolo, dice que la lectura de Vanessa Bauche resultó fundamental, pues tuvo “la capacidad de darle fuerza, de darle expresividad a cada adjetivo, a cada final de frase”.

Hay una pregunta que se hace el escritor peruano Santiago Roncagliolo en cada una de sus historias: ¿qué nos hace ser o parecer un monstruo? ¿Por qué una persona que tiene todo resuelto en la vida, es exitosa en lo económico y en lo familiar, de pronto saca lo peor de sí?

Algunas respuestas las ofrece a través de un texto que no tenía como destino el convertirse en un libro o en un guión para televisión o cine, mucho menos para las nuevas plataformas de transmisión, sino que en todo momento pensó para ser producida en un audiolibro: El accidente, a través de la aplicación Storytel, con la voz de la actriz mexicana Vanessa Bauche.

“La historia está ambientada en Lima. Pero allí y en cualquier lugar de América Latina es más tenue el límite entre la gente bien y el lado oscuro: entre la beatiful people y la mafia, mucho más que en Europa, por eso me puse a analizar dónde podríamos producirla y me incliné por México.

“Siempre he tenido la impresión de que México es como Perú, pero a lo bestia: todo lo bueno de Perú, en México es mucho mejor; todo lo malo de Perú, en México es mucho peor. En México se vive al extremo, por eso busqué producirla en México: una historia ambientada en Lima y que fuera leída por una mexicana”, cuenta el escritor que en la actualidad radica en Barcelona, España.

En la charla vía telefónica con M2, el autor de títulos como La noche de los alfileres, La pena máxima o Abril rojo recordó que hay quienes le han preguntado si El accidente es un guión o un libro, pero no es ninguna de las dos cosas, “había que entender los recursos con los que contamos”.

Se trata de la historia de Maritza Fontana, una mujer fuerte, considerada peligrosa por muchos, pero también una madre amorosa y apasionada, cuya vida se ve trastocada cuando su hija sufre un accidente automovilístico.

“Ya tenía la idea de que si vas a escuchar algo necesitas un código diferente: un audiolibro es algo que se escucha, entonces tiene que parecerse más a un guión de televisión, de cine o de una serie tipo Netflix, pero manteniendo la profundidad psicológica de una novela, así que había que escribir algo particular para este formato, que tiene sus propias exigencias y lo fascinante fue explorarlas”.

Así es como surgió el audiolibro, integrado por 10 capítulos de una hora de duración, para el cual la voz de Vanessa Bauche resultó fundamental, porque contribuyó a que se sintiera mayor intimidad, porque tuvo “la capacidad de darle fuerza, de darle expresividad a cada adjetivo, a cada final de frase… y eso es algo con lo que la literatura no cuenta”, en palabras de Santiago Roncagliolo.

“Siempre me interesa hablar del miedo, del mal, de eso que hacemos mucho los latinoamericanos: ¿qué es lo que hace que gente como nosotros de repente haga cosas brutales? ¿Qué es lo que podría convertir a una mujer exitosa, con una carrera, dinero, una familia perfecta en un monstruo? ¿Y qué es lo que llamaríamos un monstruo?, porque desde diferentes ángulos ella solo haría lo que nosotros hacemos también”.

El accidente se puede escuchar a través de la aplicación Storytel, un servicio muy similar al modelo de la plataforma Netflix, con un catálogo de más de dos mil 500 títulos en español y 30 mil en inglés, que apuesta por desarrollar producciones originales.

Y ADEMÁS, RETO PARA LA VOZ

Hace un par de días tuvieron su primer contacto telefónico Santiago Roncagliolo y Vanessa Bauche, quienes en El accidente participaron de un experimento impulsado por la pura creatividad. “No conoces nada, esta es mi historia y esta es tu voz —le dije—. Nos entendimos en un plano creativo, aunque no nos conocíamos en el personal”, de acuerdo con el narrador peruano.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta