La petrolera nacional tuvo una caída del 10.3% anual en la extracción de crudo y 0.95% mensual, mientras que el combustóleo se disparó 23.1% mensual en abril

La producción de crudo de Pemex registró una caída en su producción petrolera en abril, luego de registrar dos alzas mes con mes durante febrero y marzo; mientras que en comparación anual, sigue por debajo de lo visto en 2018.

La compañía promedió 1.67 millones de barriles de petróleo promedio diario, una caída del 10.3% si se compara con el mismo mes de hace un año, según cifras de su reporte a abril. El dato también es 0.95% menor a los 1.69 millones de barriles registrados en marzo de este año.

El gobierno había destacado las alzas mensuales de febrero y marzo, y que la extracción de crudo iba en aumento en lo que iba del año. La compañía tiene en curso de un plan que permitirá elevar su extracción de petróleo a través del desarrollo de 22 campos. La meta es llegar a los 2.4 millones de barriles promedio al final del sexenio.

Pemex también tuvo una reducción en su producción de gas natural de 1.1% anual, y de 0.84% mensual durante abril, al colocarse en 1,469 millones de pies cúbicos promedio diario.

La compañía registró un aumento del 6.75% mensual en su producción de petrolíferos, al pasar de 745,200 a 758,500 barriles promedio diario de refinados. Aunque esta alza no se vio reflejado en una mayor refinación de gasolinas, que cayó 1.8%. La producción de combustóleo, en cambio, se disparó 23.1% al pasar de 131,100 a 161,400 barriles promedio entre marzo y abril.

El Gobierno ha dicho que Pemex está enfocado en aumentar la utilización de sus refinerías, en especial las no reconfiguradas, lo que puede explicar que un mayor procesamiento de crudo en este tipo de plantas lleve a más producción de combustóleo, pero menos de gasolina por cada barril de crudo.

La refinación de petrolíferos y gasolinas aún se encuentra 21% y 29.4% por debajo de lo visto hace un año. Las importaciones de gasolina crecieron 6.75% mensual, al pasar de 513,700 a 548,400 barriles promedio diario entre marzo y abril; mientras que en comparación anual están 5.53% por debajo frente a abril de 2018.

Las estadísticas de Pemex también mostraron una mejora en las ventas de gasolinas, luego de una fuerte contracción entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, los meses más intensos de la estrategia contra el robo de combustibles. Los ingresos por las ventas de gasolina alcanzaron los 42,038 millones de pesos (mdp), un incrementaron del 8.2% mensual, y de 2.9% anual. Las ventas por volumen subieron 3.1% mensual, y una caída del 1.75% anual.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta