Grupo Huerta Madre fue creado el 17 de mayo pasado; junto a la holandesa Van Oord prepararán el terreno para la refinería
La compañía holandesa Van Oord y su socia la mexicana Grupo Huerta Madre, una empresa creada apenas el 17 de mayo de 2019, ganaron un contrato para la preparación y retiro de materiales de los predios donde se construirá la refinería de Dos Bocas, en Tabasco.

El contrato adjudicado ayer por Pemex Transformación Industrial y PTI Infraestructura de Desarrollo fue por una propuesta de cuatro mil 968 millones de pesos ofertada por el consorcio integrado por Van Oord de México, Van Oord Dredging and Marine Contractors y Grupo Huerta Madre.

Las propuestas perdedoras fueron las del consorcio Boskalis International, Gami Ingeniería e Instalaciones y Empresa Mexicana de Dragados, quien puso un precio de cinco mil 770 millones de pesos por el contrato.

También quedó fuera el ofrecimiento de Dredging International e Indisa, quien pidió seis mil 907 millones de pesos por todos los trabajos de la nueva refinería, ubicada por el municipio de Paraíso, Tabasco.

El Sol de México informó que Petróleos Mexicanos (Pemex) había invitado de manera restringida para que concursaran por los trabajos para el acondicionamiento de los tres predios donde estará la refinería de Dos Bocas.

Jorge Arganis Díaz Leal, director de PTI Infraestructura de Desarrollo, fue el encargado de definir al ganador de la obra a realizarse en la que será la séptima refinería del país.

El 18 de marzo de 2019, la empresa hizo una invitación restringida para participar por el contrato denominado Conformación de Plataformas para el Proyecto de Nueva Refinería en Dos Bocas.

El consorcio ganador contará con un anticipo de 20 por ciento sobre el costo total de los trabajos y los precios ofertados deberán cotizarse sin incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA). El contrato que resulte de esta invitación restringida abarca los ejercicios fiscales 2019 y 2020 y la empresa ganadora de la obra tendrá un plazo de 300 días naturales para culminar.

La intención del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es invertir más de ocho mil millones de dólares en la construcción de una nueva refinería para aprovechar los recursos petrolíferos nacionales.

Con la Refinería Dos Bocas se busca que sean procesados unos 340 mil barriles por día de crudo pesado tipo Maya, con el fin de incrementar la producción de combustibles y aumentar la elaboración de destilados de alto valor para abastecer el mercado nacional. El presidente López

Obrador dijo que se va a construir la refinería con la coordinación, administración y supervisión de Pemex y de la Secretaría de Energía (Sener).

Van Oord y Grupo Huerta Madre retirarán los materiales producto del desmonte, despalme, demoliciones y desmantelamientos de edificaciones e instalaciones, así como de los desechos existentes en tiraderos municipales y depósitos de chatarra autorizados para este fin. El consorcio deberá contar con un plan para el mejoramiento masivo del suelo, así como la extracción de los materiales del lecho marino mediante dragado y su colocación en los polígonos para conformar las terracerías.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta