«Estamos listos para apoyarlos». Ese fue el mensaje que Eugenio Nájera, director general de Nacional Financiera (Nafin) y el Banco de Comercio Exterior (Bancomext), dejó a los inversionistas que acudieron a la XIV Summit de Capital Privado en la Ciudad de México. “Estamos listos para inyectar recursos complementando a la banca comercial. Tráiganos proyectos y cuando eso suceda va a haber apoyo por parte de nosotros”, prometió el funcionario federal durante el evento organizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).

Nájera, quien dirige el mayor banco de desarrollo de país con recursos por cerca de 730,000 millones de pesos, afirmó que tanto Nafin como Bancomext están bien capitalizados y tienen recursos suficientes para apoyar directamente a empresas de manufactura, software, inteligencia artificial, desarrollo urbano y tecnología.

El mensaje también se extendió a los fondos de capital emprendedor. Consultado al respecto, Nájera recordó que Nafin es socio del Fondo de fondos desde donde se apoya a las firmas de venture capital y a las start-ups. “Se va a continuar con ese esfuerzo, es parte de nuestro interés al estar aquí, en este foro”, dijo.

El funcionario no precisó a cuánto asciende el monto que Nafin-Bancomext tiene comprometido en fondos de inversión. Los recursos se entregan conforme los fondos hacen sus inversiones y las llamadas de capital.

“Conforme van presentando los proyectos, se van entregando los 50 millones de pesos. No recuerdo la cifra para este año, pero es una cantidad importante”, agregó. De acuerdo con el cuarto informe trimestral de 2018 sobre fideicomisos y mandatos de esa dependencia, éste asciende a 3,706 millones de pesos. Abarca el portafolio de inversiones del fondo emprendedores Conacyt-Nafinsa, los recursos para el fondo México Ventures I, la coinversión de capital semilla Startup México y el vehículo de la Alianza del Pacífico, entre otros.

Entre 2013 y 2017, el gobierno federal apoyó la creación de 42 fondos de inversión de venture capital que, según datos del VI Informe de Gobierno, habían financiado a 492 start-ups. La posibilidad de que ese apoyo continúe es muestra del entendimiento sobre la importancia del capital privado y del venture capital, destacó Liliana Reyes, directora general de Amexcap.

“Todo lo que se invirtió en fondos potenció 2.5 veces el capital que se puso”, resaltó la ejecutiva, quien adelantó que mantendrá la cercanía con los representantes del gobierno federal. “Nos pidieron estar muy cerca. Quieren mandar el mensaje al sector privado de que están dispuestos a colaborar. El tema ahora es poner puntualmente cómo lo vamos a hacer”.

Para Hernán Fernández, cofundador y managing partner de Angel Ventures, fondo de inversión de impacto apoyado por Nafin, es importante que alguna dependencia a nivel federal tome la batuta que dejó el Instituto Nacional Emprendedor (Inadem) en el tema de financiamiento. “El ecosistema emprendedor es imparable, pero requiere de una ventanilla clara a la cual acudir por apoyo para detonar casos de éxito”, señaló.

Nafin, destacó, cuenta con gente preparada -más de 60% con maestría según estimaciones de Nájera- y dispuesta, por lo que es un interlocutor natural para continuar detonando la inversión de capital de riesgo

La institución, que en los próximos tres años podría tener su sede en Torreón, Coahuilac, on una estructura de 1,500 empleados, tiene como meta un crecimiento de 10% de sus recursos, muchos de los cuales otorga a través de garantías para pequeñas y medianas empresas (pymes), indicó Nájera.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta