Los pasantes de servicio social de medicina y enfermería que dan servicios en clínicas y centros de salud en zonas rurales del país sufrirán el recorte de la mitad de sus becas, mientras que alumnos odontólogos, nutriólogos, psicólogos, perderán en su totalidad los recursos, como parte de las medidas de austeridad a partir de agosto.

De acuerdo con direcciones médicas estatales, la Secretaria de Salud federal dio la orden de que, a partir del 1 de agosto del 2019, se reduzca a la mitad los apoyos a los estudiantes de medicina y enfermería, además de que se cancelen en su totalidad los recursos destinados a los alumnos de odontología y otras áreas afines a la salud.

Mediante el oficio DGCES-DES357-2019 la dependencia de Salud solicita a las áreas médicas un informe de cuántos alumnos se encuentran dando sus servicios a la población por 900 o 3 mil 600 pesos, los cuales serán reducidos a la mitad solo en médicos y enfermeras, y las otras disciplinas no tendrán derecho.

Durante marzo y agosto es el periodo en que las instituciones de salud abren espacios para servicio social de los alumnos que están por terminar las carreras en áreas de salud.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta