Con reclamos por un Plan Nacional de Desarrollo (PND) incompleto, sin indicadores ni metas claras, además de recortes al gasto que están desarticulando las instituciones públicas, iniciaron los foros de Parlamento Abierto para el análisis y discusión del proyecto de nación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Roberto Moreno Herrera, titular de la Unidad de Riesgos y Políticas Públicas de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción, advirtió que el Plan Nacional no cuenta con indicadores y metas por lo incumple con la Ley de Planeación que especifica que debe contener estos elementos vinculadas con la cuenta pública y el sistema de evaluación del desempeño del gobierno federal.

Estos indicadores son fundamentales, porque la Cámara de Diputados da presupuesto con base en esos indicadores, si no tenemos ese vínculo el seguimiento al dinero y la red de rendición de cuentas se pueda perder”, insistió.

Ante este panorama, Laura Gurza, directora general de Planeación y Análisis de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), subrayó que si el segundo documento tenía grandes carencias con respecto a los indicadores, el primero no cuenta con elementos medibles y por lo tanto no permitirá conocer el grado de avance y el desarrollo como nación.

Además, destacó que no se consideró en el Plan el Programa Nacional de Derechos Humanos y afirmó que no basta hablar de derechos humanos, sino que hay que señalar como se aterrizan y se cumplen.

Por su parte, Clara Jusidman, presidenta del Consejo Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social (INCIDE), advirtió que con las acciones en materia de austeridad emprendidas por el gobierno federal, se están disminuyendo peligrosamente las capacidades la experiencia y el adecuado manejo de las instituciones públicas, pues entre despidos y recortes se está desarticulando el servicio público.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta