Gibrán Ramírez Reyes, secretario general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), confirmó  que desde enero pasado prohibió que en la sede se grabaran telenovelas o comerciales, como ocurrió con la serie que narra la vida del cantante Luis Miguel.

El funcionario denunció que en 2018 la labor de la CISS, a la cual está inscrita el IMSS, junto con el presupuesto destinado a la investigación y a la generación de políticas públicas presuntamente se desvió para enriquecer a un grupo de personas que llegaban a ganar hasta 320 mil pesos mensuales; a su vez  rentaron sus instalaciones para grabar comerciales y producciones audiovisuales.

En cinco años, entre 2013 y 2017, de acuerdo con la CISS, se grabaron otras 28 producciones, entre estas, El Señor de Los Cielos, Señorita pólvora, la telenovela La Doña; el programa México Next Top Model y diversos comerciales de bebidas alcohólicas, comidas y automóviles.

Por ello Ramírez Reyes aclara en un mensaje en redes sociales que, si bien descarta que sea una “nueva polémica”, en realidad denunció que “un organismo internacional (del que el IMSS es un miembro) redujera su dignidad a la de set de televisión”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta