El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) analizó la Cuenta Pública del sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto (EPN), entre los años 2013 y 2018, es decir, cuánto se dijo que se iba a recaudar, cuánto se gastó y cuánto se endeudó.

De acuerdo al Instituto, la deuda pública creció 46 por ciento en términos reales, eso significó que al inicio del sexenio pasado cada mexicano debía 37 mil 837 pesos, seis años después, 66 mil pesos por persona.

El estudio concluyó que en seis años, EPN gastó en total 1 billón 823 mil millones de pesos, más de lo previsto en su administración, es decir, se excedió 9 por ciento en gastos, pues estimó erogar 20.7 billones de pesos, pero desembolsó 22.5 billones de pesos; no cumplió, subestimó sus ingresos y gastó más de lo presupuestado.

El Imco aseguró que entre 2013 y 2018, la administración de Enrique Peña Nieto tuvo un total de ingresos excedentes de 2 billones 338 mil millones de pesos, en promedio, el sexenio tuvo una variación en ingresos del 11 por ciento entre lo estimado y lo recaudado, dicho excedente equivale al saldo de la deuda conjunta de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE); refleja una deficiente estimación de los ingresos y el uso discrecional de los mismos.

Según las prácticas internacionales, una variación aceptable en el gasto es de más o menos 5 por ciento, .el peñanietismo tuvo una variación de los egresos del 9 por ciento, entre 2013 y 2018 la Cámara de Diputados aprobó a las secretarías de Estado un gasto de 6 billones 94 mil millones de pesos, pero al final gastaron 7 billones 125 mil millones de pesos.

En ese mismo lapso, al Ramo 23, conformado por fondos destinados a cubrir funciones de Gobierno, se le autorizaron 757 mil millones de pesos, este ramo gastó 1 billón 371 mil millones de pesos, una variación del 81 por ciento. Además el Poder Ejecutivo dejó de ejercer 149 mil millones de pesos en inversión pública, 25 por ciento menos de lo aprobado.

La deuda adquirida por Peña Nieto de 2013 a 2018 fue de 2 billones 930 mil millones de pesos, pues en diciembre de 2012, el saldo de la deuda del Gobierno federal era de 4 billones 452 mil 986.5 millones de pesos y representaba 27.8 ciento del Producto Interno Bruto (PIB); para diciembre de 2018, esta ascendía a 8 billones 315 mil 863.8 millones de pesos, significando un 35.3 por ciento del PIB.

 

Esta nota originalmente se publicó en Reporte Índigo

Compartir

Dejar respuesta